Mi hijo no era delincuente: madre de joven grafitero

Los padres del menor le solicitaron al general Patiño una retractación.

Con lágrimas, Liliana Lizarazo, madre del joven grafitero Diego Felipe Becerra, asesinado el pasado 19 de agosto, le solicitó al excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá general Francisco Patiño que presente una retractación pública por haber calificado a su hijo como un delincuente.

Según la madre del menor de 16 años, a los pocos días de la muerte de su hijo vio con horror como “altos oficiales” lo tildaron en los diversos medios de comunicación de ser un criminal, y señalar que existían pruebas en las que se manifestaba que esa noche había asaltado con arma de fuego un bus de servicio público.

Existen altos oficiales quienes encubrieron el crimen de nuestro hijo para hacerlo pasar como un delincuente. La Policía Nacional está para protegernos y resguardar el bien y la honra de todos los ciudadanos”, precisó doña Liliana.

Igualmente cuestionó el hecho de que algunos uniformados que llegaran a la escena del crimen “plantaran” una pistola y manipularan a muchos testigos del sector para que señalaran al joven Diego Felipe de ser un delincuente.

Muestra de esto fue el conductor de la buseta presuntamente asaltada por el joven grafitero y tres de sus amigos, quien ante los medios de comunicación manifestó haber sido víctima del atraco e identificó al joven en una fotografía.

Sin embargo, tiempo después se pudo comprobar que dicha buseta no había circulado ese día pues tenía pico y placa, además de comprobarse una serie de inconsistencias en el relato de sus hechos.

Mi pregunta es quién dio la orden por parte de la policía para que el chofer fuera trasladado en un vehículo oficial y escoltado por tres agentes de la Sijín”, aclaró la madre del joven, aclarando que hasta hace poco supo la ubicación del señor que manejaba la buseta.

Igualmente le solicitó al ahora director de Transito y Transporte, general Francisco Patiño una retractación pública por “dañar el nombre y honra” de su hijo.

“Que haya cambiado de cargo no lo exime de la responsabilidad de hacerle daño al nombre de mi hijo en un comunicado público y en el cual hizo que gente malintencionada creara prejuicios y comentarios dañosos contra mi hijo. Nos hizo un gran daño moral y no ha salida nunca a pedir perdón y decir lo siento. Si tiene honor que se retracte”, manifestó.