Corte Suprema deja en firme libertad de Emilio Tapia

El alto tribunal rechazó los argumentos presentados por la Procuraduría General.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó el fallo que dejó en libertad al contratista Emilio Tapia, procesado por su presunta participación en el carrusel de la contratación en la capital de la República.

En la decisión firmada el pasado primero de noviembre, el alto tribunal rechazó los argumentos presentados por la Procuraduría General con la que se buscaba revocar la decisión tomada en segunda instancia. (Ver Procuraduría insistirá en detención preventiva contra Emilio Tapia)

El Ministerio Público había presentado una acción de tutela argumentando que el órgano tiene toda la potestad para solicitar la medida de aseguramiento contra Tapia Aldana al considerar que es un peligro para la sociedad y puede obstruir a la justicia en su contra.

La Procuraduría señaló que debido a la magnitud de desfalco al distrito y el traumatismo y afectación en la calidad de vida que sufrieron las personas gracias al desarrollo irregular de las obras son motivos suficientes para que el contratista sea cobijado nuevamente con medida de aseguramiento.

Igualmente señalaron que en dicha audiencia, no existió representación de la defensa de las víctimas, ni tampoco del Ministerio Público por lo que se considera que dicha decisión presentó irregularidades. (Ver Juez deja en libertad al contratista Emilio Tapia)

En este sentido se le pidió al alto tribunal que revoque la decisión emitida la semana pasada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá que avaló el fallo por el cual Tapia Aldana fue dejado en libertad ya que una jueza en segunda instancia consideró que la Fiscalía no había pedido la medida de aseguramiento.

Vale recordar que Tapia Aldana aceptó su responsabilidad en el delito de concierto para delinquir agravado, y está buscando un principio de oportunidad por los cargos de celebración indebida de contratos y cohecho por dar y ofrecer.

En las últimas semanas se ha adelantado un preacuerdo entre el contratista y la Fiscalía en el que Tapia habría aceptado pagar una condena de 13 años de prisión en su domicilio, además de adquirir el compromiso de colaborar con la justicia.