Ofrecen $50 millones para esclarecer masacre en Santa Rosa de Osos

Las autoridades investigan las causas del asesinato de 10 labriegos.

Total indignación y rechazo produjo la masacre de 10 campesinos a manos de grupos criminales herederos de los paramilitares, que delinquen en el norte del departamento de Antioquia.

El gobierno ofreció una recompensa de hasta $50 millones de pesos por información que permita esclarecer este crimen, que mantiene atemorizada a la población de Santa Rosa de Osos, según lo confirmó el secretario de Gobierno de Antioquia, Santiago Londoño.

El funcionario señaló que las autoridades analizan varias hipótesis para determinar los móviles de este crimen de 10 labriegos, que fueron atacados cuando terminaban sus tareas como jornaleros en una finca de la zona.

Fuentes de la Policía en Medellín señalaron que el crimen fue cometido por varios hombres armados, al parecer integrantes de una banda criminal.

Un campesino sobrevivió a la masacre, perpetrada la noche del miércoles en la finca La España, situada en zona rural de San Isidro, donde se cultiva tomate de árbol.

Los 10 cadáveres fueron trasladados de la vereda a la cabecera municipal. El labriego que resultó herido permanece hospitalizado, pero se encuentra fuera de peligro y se recupera satisfactoriamente, de acuerdo con el último parte médico.

Las primeras hipótesis indican que los responsables son miembros de la banda criminal "Los Rastrojos", que ejecutaron este crimen en represalia por la negativa del propietario del predio a pagar una extorsión.

"Los Rastrojos" es una de las varias organizaciones armadas de narcotraficantes que surgieron tras la disolución, en 2006, de las la organización paramilitar Autodefensas, dentro de un proceso de paz con el Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe.

El comandante regional de Policía, el coronel José Gerardo Acevedo, viajó a la zona de la masacre para coordinar las tareas contra los responsables.

Este jueves en horas de la mañana, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, rechazó este atentado contra la población civil y advirtió que las Fuerzas Militares desplegarán una fuerte ofensiva para dar con el paradero de los responsables.

“Esta gente hay que perseguirla. Este tipo de cosas no se pueden tolerar y hay que actuar a tiempo para que este tipo de actos no sigan pasando. Este caso es inaceptable y merece toda la atención. Estos actos de barbarie no pueden tener ninguna explicación ni justificación”, añadió el jefe de la cartera de Defensa.