Publicidad
Judicial 10 Dic 2012 - 11:36 pm

Nelson Cantillo, cabeza de Asonal Judicial

'El paro no va a vacaciones'

Contrario a la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, Cantillo asegura que la organización no ha llegado a ningún acuerdo para levantar el paro.

Por: Elespectador.com
  • 30Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-391782-el-paro-no-va-vacaciones
    http://tinyurl.com/aydj288
  • 0
Nelson Cantillo, presidente de Asonal Judicial.

Desde hace dos años Nelson Cantillo es la cabeza de la junta directiva de Asonal Judicial, rama en la que ha servido por más de 30 años y en la que actualmente se desempeña como secretario del juzgado séptimo penal del circuito con función de conocimiento en Barranquilla. Conoce como pocos el acontecer del movimiento sindical y sostiene que no se ha llegado a ningún acuerdo con el Gobierno Nacional como sostiene la ministra de justicia. ¿Qué está pasando con el paro judicial? Se lo preguntamos en entrevista con El Espectador. 

¿Cuántas personas de Asonal judicial representa usted? El Ministerio de Justicia dice que son el 20%.De acuerdo con las declaraciones de la ministra no somos ni el 20%, pero la realidad es otra muy diferente. Al Gobierno le conviene decir que somos una minoría. 

¿Y cuántos funcionarios de la Rama siguen en paro?

Después de socializar la propuesta de cambiar la modalidad de paro que veníamos llevando desde hace sesenta días, el 99% de la población judicial acató y se reintegró ayer. El paro no ha terminado, continúa en asambleas permanentes. 

¿Por qué cambiar esa modalidad a una semana de la vacancia judicial?

La vacancia judicial es un derecho que le asiste a todos los trabajadores judiciales. Hicimos el análisis pormenorizado y no fue en ningún momento oportunista ni irresponsable. Queremos que el paro continúe con la misma fortaleza con que inició. Somos conscientes de que entrada la vacancia judicial, el paro iba a languidecer y no queríamos que este movimiento sufriera esa clase de fricciones. También es un compás de espera para que el Gobierno recapacite lo que tiene que ver con su intransigencia y entienda y reconozca que nuestras reclamaciones son justas.

¿Cuál derecho a la vacancia judicial si ya llevan dos meses sin trabajar?

Nosotros estamos todos los días asistiendo a nuestros lugares de trabajo y ahora hicimos uso de un derecho legal y constitucional: el derecho a la huelga. Aquí el 99% de nuestros compañeros atiende las informaciones de nuestro movimiento sindical, que es un grupo grande no sólo en Bogotá, sino en todo el país. Preferimos estar en nuestros juzgados, que estar en estas actividades sindicales, pero hemos tenido que acudir a esta herramienta por la intransigencia del Gobierno Nacional. 

Entonces, según le entiendo ¿el paro se va de vacaciones para que no pierda fuerza?

No. Sencillamente el paro tiene un pequeño receso, pero un receso en la modalidad, pero el paro no puede salir de vacaciones.

¿Qué pasará cuando termine la vacancia?

Se retomará la modalidad del paro de los últimos 60 días. El 21 de enero del año entrante, si no ha habido ningún cambio sustancial con el Gobierno Nacional, que tiene la llave maestra para ponerle fin a este conflicto, decidimos retomarlo con toda su contundencia y fuerza. Queremos que el Gobierno evite que se dé así, llamándonos en estos días navideños a reanudar conversaciones. 

No entiendo ¿ustedes cambian la modalidad del paro sólo por una semana? ¿En enero volverá a ser igual a como ha sido durante dos meses? 

¡Exacto! No servicio al usuario; así lo decidió la base judicial. 

¿No será más bien que no quieren perder la plata de la prima y las bonificaciones de navidad?

Eso ya está causado desde el 30 de noviembre y hasta que no se decrete la ilegalidad del paro no las pueden retener. Así que es falso que hayamos cambiado de modalidad por esas bonificaciones. 

¿En qué consiste la nueva modalidad que durará una sola semana?

Que vamos a estar en asambleas permanentes, lo que implica que estaremos dando informaciones de cómo se viene desarrollando nuestro movimiento, en el transcurso de los días venideros. Este tipo de asambleas permanentes nos obliga a decir que el paro no se ha levantado y que continúa. Teníamos que hacer un pequeño “break” para que el movimiento no se diluyera por la vacancia judicial. 

¿Cuántos trabajadores pertenecen a ASONAL judicial?

En este momento es uno de los sindicatos más poderosos del país y del mundo, somos el único sindicato en el planeta que agrupa a magistrados de tribunales, jueces, fiscales y empleados y hoy tenemos más de 14 mil empleados de la rama judicial afiliados en toda Colombia. 

¿Toda la rama judicial está afiliada a ASONAL Judicial?

El 40 % de la población judicial está afiliada a nuestra organización, infortunadamente el movimiento sindical colombiano está sufriendo por la represión y por políticas que no contribuyen a fortalecer está expresión de carácter democrático. 

¿Qué es lo que ustedes quieren lograr con el gobierno? El gobierno habla de que ha cedido de manera histórica a las peticiones de ustedes.

El acuerdo suscrito fue con una minoría de la rama y no representa el alcance de la ley 4ª de 1992. Esta ley se debe cumplir y también sus alcances: se debe hablar de los porcentajes sobre lo que ganan los magistrados de los tribunales, que lo deben ganar los jueces del circuito o fiscales seccionales y así sucesivamente. Nosotros no estamos hablando del billón doscientos veinte mil millones de pesos. Porque cinco huevos para una persona es mucho, pero los mismos cinco huevos para cien personas no es nada. Y eso es lo que nos están dando con esa plata que aparentemente es mucho, pero para las 53.000 personas que estamos reclamando, representa una nivelación salarial, de conformidad con los datos que tenemos, de 20.000 pesos y eso es una burla y un atropello a la ley. 

¿Solo les están subiendo 20.000 pesos por trabajador según la propuesta del gobierno?

Si, esa es la propuesta, lo que se está dando por trabajador si se llega a materializar ese acuerdo que fue suscrito, pero que realmente está siendo impuesto por el gobierno nacional y por el sector minoritario que lo firmó.

Pero en esa reunión en la que se aprobó el acuerdo usted estuvo. ¿Por qué ya no le parece?

Si estuve presente y allá lo discutimos, pero también lo hicimos saber con antelación ante el gobierno nacional, en presencia de la ministra de justicia, del ministro del trabajo y de otros representantes del establecimiento, que esos acuerdos primeros debían ser consultados con la base y, si eran aprobados por ella, no había ningún inconveniente de parte nuestro para refrendarlo. Pero la base lo desaprobó.

¿Qué opina de lo dicho por el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, de que no se les cancelarán los sueldos a quienes sigan en paro?

Lo que tiene que decir el presidente del Consejo Superior de la Judicatura es que son responsables de que estemos en estos momentos en esta situación porque el Consejo Superior de la Judicatura, como gobierno de la rama judicial, es el primero que ha debido hacer que se cumpliera la ley 4ta del 92 y debe responder por eso. Respetamos la investidura de esas personas, pero ellos tienen que tener un me a culpa, porque si hay alguien responsable en Colombia de lo que está pasando en la rama judicial son ellos.

¿Usted cree entonces que a los magistrados del Consejo Superior de la judicatura no les importa lo que está sucediendo con las bases?

Yo no se si les importe o no. Lo único cierto es que infortunadamente este nunca ha estado sintonizado verdaderamente con los problemas de la rama judicial ni con los problemas de los servidores judiciales. 

¿Qué piensan ustedes de la imagen que tiene la sociedad civil de la justicia? La gente piensa que aquí la justicia no funciona.

Tienen que entender que de las 3 ramas del poder público, la peor paga y en la que se trabaja con mayor ahínco y estrés laboral es en la rama judicial. Y esto es histórico. Cualquier falencia que se pueda tener no es responsabilidad de los empleados de la rama sino de que no existe la cantidad de población suficiente para atender las reclamaciones de los usuarios y de la comunidad en general. Estamos en un déficit inmenso de población laboral y es ahí donde están nuestras falencias. Nosotros trabajamos por vocación, no por apetitos de carácter personal. Se trabajan más de 12 horas diarias y también los sábados y los domingos, si cobráramos por todo el tiempo que estamos trabajando sin ser horas laborales, tenga la seguridad que no alcanzarían 3 reformas tributarias para recompensar el trabajo que aquí se realice después de las horas habituales.

¿Qué opina de que el gobierno considere cínico su receso?

Más cínico es que nos impongan un acuerdo que ha sido rechazado por la base judicial. 

“La ley se cumple, no se negocia”

 

Cómo repondrán el tiempo perdido?

Para la Rama Judicial eso no es un problema, si trabajamos sábados y domingos sin necesidad de reponer el tiempo, ahora buscaremos la forma. Lo hemos hecho en otras oportunidades sin haber acudido a cese de actividades.

¿Hasta dónde están dispuestos a ceder?

La ley no cede: la ley se cumple, no se negocia, y mucho menos en los términos en que no lo quieren imponer. Quisiéramos que se cumpla el porcentaje de la Ley 4ª del 92. Somos conscientes de que cualquier cosa puede suceder en esta mesa de negociaciones. 

¿Qué tan optimistas son de la respuesta del presidente?

Somos optimistas, porque si estamos en un Estado de derecho, el presidente y el país tienen que entender nuestras exigencias. Estamos exigiendo el cumplimiento de la ley. Y si hay un talante democrático y jurídico en el país, somos optimistas en que debe permanecer la ley ante la imposición.

¿Una asociación dividida?

 

Actualmente el movimiento tienen dos directores...

Es una división interna de la cual no soy responsable. El sector disidente es minoritario. Es un sector espurio y su comportamiento ha sido rechazado.

¿Quién es el verdadero director?

Yo. La mayoría me eligió a mí como presidente de Asonal.

¿Pero es ese sector el que tiene el aval del Ministerio de Trabajo?

Ese sector acudió al Ministerio de Trabajo, que lo reconoció. Lo rechazable es que se utilicen esas maniobras para creer que tenían una legitimidad por una constancia del Ministerio.

¿Cuántos integran la disidencia?

La mesa negociadora estaba compuesta por 18 personas y ese documento del Ministerio fue suscrito por 7. Ahora la mesa técnica funciona con tres personas de esa comisión negociadora, los demás miembros no asistieron a la mesa, por lo tanto, no conocieron los debates ni las decisiones.

 

 

  • 30
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio