Salvador Arana se declaró inocente por presunto desvío de $478 millones a los paramilitares

El exgobernador de Sucre habría entregado recursos del presupuesto departamental a dicho grupo armado ilegal.

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el exgobernador de Sucre, Salvador Arana rechazó las acusaciones hechas en contra por presuntamente haber desviado 478 millones de pesos del presupuesto departamental para financiar a grupos paramilitares.

En su intervención ante los magistrados, Arana aclaró que cuando fungió como mandatario departamental tenía a su cargo un gran número de funcionarios quienes tendrían que haber estado pendientes de la celebración de contratos. (Ver Nunca tuve nexos con paramilitares, dice exgobernador de Sucre)

“Era gente de mi entera confianza, ellos tenían sus funciones”, precisó el exmandatario departamental quien se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá pagando una pena de 40 años por su participación en el homicidio del alcalde de El Roble, Edualdo Díaz.

Para el exgobernador las acusaciones en su contra carecen de toda lógica puesto que existe una orden del Tribunal Superior de Sucre que ordenaba el pago de los contratos de obras viales suscritos por el municipio de Tolú con el pago de las regalías.

En este sentido indicó que cuando le manifestaron que existía una presunta irregular en el pago de estos 15 contratos les pidió a las autoridades que investigaran, señalando que siempre actuó de acuerdo a la ley rechazando así el delito de peculado por apropiación en su contra.

Sin embargo, en el marco de la audiencia pública ‘Vecino’ indicó que él conoció del manejo irregular de las regalías en el municipio de Tolú por las declaraciones hechas por Vicente Castaño.

El excomandante paramilitar indicó que para acelerar el cobro de este dinero “sin problemas” se presionó a gente de la Gobernación e incluso se llegó al asesinato y la tortura.