'Las FF.MM no pueden presionar para sacar un abogado': Congresista

Germán Navas pidió que se investigue al general Alejandro Navas. Al parecer, presionó la salida del abogado defensor ante la CIDH por el caso del Palacio de Justicia.

En un oficio dirigido al procurador Alejandro Ordóñez, el representante a la Cámara por el Polo Democrático, Germán Navas Talero, solicitó investigar las actuaciones del comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, por su supuesta influencia en la decisión que tomó la Agencia de Defensa Jurídica del Estado para definir el abogado que sería el agente ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso del holocausto del Palacio de Justicia, ocurrido en noviembre de 1985.

El congresista en su escrito afirmó que su solicitud se basa en las entrevistas realizadas por El Espectador a las personas que han participado en este proceso como la exfiscal Ángela Buitrago y en especial las declaraciones entregadas a este diario por el abogado Jorge Enrique Ibáñez. Este último expresó que el general Navas le dijo “que había objeciones serias contra su nombre por parte de militares activos y retirados porque ellos querían que los representara Rafael Nieto Loaiza en este proceso”.

El representante a la Cámara Germán Navas explicó los pormenores de su solicitud de investigación contra el comandante de las FF.MM.

¿Por qué solicitó la investigación contra el alto oficial?

Porque en el diario El Espectador publican una entrevista con Jorge Ibáñez, que iba a ser el abogado ante la CIDH y, según el artículo, se le quita el poder de defender al Estado por negativa de las Fuerzas Armadas. El general Navas es un servidor público y no puede interceder en este tipo de decisiones. Por eso yo le mando una nota al procurador general de la Nación para que investigue a Navas en razón de lo que se publicó en el periódico y se establezca si hubo o no una falta disciplinaria porque al parecer se viola el Código Único Disciplinario y cada quien tiene su papel en la administración pública.

¿Cuál es la razón para denunciar al general Navas y no a quienes tomaban la decisión de nombrar al abogado, como la Agencia de Defensa Jurídica del Estado?

Yo parto de la base de lo que este diario le cuenta a la opinión pública: que este general se vale de su posición para ejercer presión y cambiar al abogado. De haber sido cierto existe una falta disciplinaria. Yo no conozco más datos y por eso le pido al procurador que investigue, porque yo no tengo esas facultades.

¿Cree que los militares tienen tanto poder como se alega en este caso?

Ahí hay una entrevista que se le hace a una exfiscal (Ángela Buitrago) que menciona el gran poder que tienen ellos en estas determinaciones. Eso no debe ser así, los militares tienen que dar resultados en su campo como los jueces en la justicia. Nadie tiene que meterse en los campos de los otros: los controles disciplinarios los realizan la Contraloría y la Procuraduría; el control político lo hace el Congreso; y el resto entidades se limitan sólo a sus funciones como los jueces a la justicia y el Ejecutivo a ejecutar. No puede ser que una rama del Ejecutivo, como las Fuerzas Militares, presione para que se quite un abogado y se le dé el poder a otro cuatro días antes de contestarse la demanda.

¿Cree que el coronel (r) Alfonso Plazas Vega tuvo alguna incidencia en la decisión?

No yo no sé, porque no he estado presente en este proceso. El Espectador tiene mucha información que apunta a que eso es verdad, pero se lo deberían preguntar a la gente que tiene esa información. Yo no sé hasta qué punto tenga o no incidencia el coronel (r) Plazas Vega.

¿Qué piensa de la defensa que realizó el abogado Rafael Nieto Loaiza?

Por lo que se ha publicado en los medios, hace una defensa negando lo que se ha aceptado en el Estado Colombiano, como las desapariciones. Al parecer él niega esa responsabilidad, lo que no me parece lógico porque uno no puede decir que ese hecho no existió ante otro tribunal cuando ya fue comprobado por las cortes en Colombia. Negar lo que ya se ha ratificado en el derecho no está bien visto.

¿Qué opina de que la defensa del Estado la hubiera realizado un abogado que jamás había litigado, como Nieto Loaiza?

No es lo mismo la teoría que se tenga como profesor, que la experiencia que se tiene gracias a la práctica. Un litigante maneja más la práctica que un teórico y el Estado ha debido pedirle a Nieto Loaiza que acreditara no sólo su conocimiento, sino también su experiencia como litigante.

¿Considera que el abogado Jorge Ibáñez habría llegado hacer una mejor defensa ante la CIDH?

Yo no sé. No conozco el proceso y me limito a las apreciaciones que el diario El Espectador a transcrito de las entrevistas de Ibáñez y otras personas que han estado implicadas en el proceso. Ustedes son los que me han contado a mí los pormenores, como que el señor (Rafael Nieto Loaiza) no tenía experiencia en el litigio.