"No hay pruebas que demuestren que Arias intentó obstruir la justicia"

El abogado del exministro de Agricultura indicó que existen cuatro testimonios que así lo demuestran.

Ante la Sala Penal del Tribunal Superior de la Bogotá, el abogado Jorge Anibal Gómez Gallego, quien defiende los intereses del exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, indicó que después de un año y medio no existe una prueba que indique que su cliente intentó obstruir a la justicia mediante la presión a un grupo testigos.

En este sentido indicó que las reuniones y las visitas a la cárcel La Picota presentadas por la entonces fiscal General, Viviane Morales, en la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento nunca estuvieron dirigidas a obstruir a la justicia.

"Ni en las reuniones ni en las visitas se buscó que testigos fueran desleales con la Fiscalía o que se les indujera a declarar falsamente", indicó el jurista en la audiencia en la que se está solicitando la libertad en la mañana de este martes.

En su extensa intervención indicó que en los argumentos de la Fiscalía General no se pudo demostrar o siquiera inferir que el exjefe de la cartera de Agricultura iba a obstruir a la administración de justicia.

"Andrés Felipe Arias no buscó en su visita a la cárcel que los ex funcionarios informaran falsamente a los órganos de control", precisó el jurista al señalar que no existe ninguna prueba ni durante la audiencia ni en el juicio que se adelanta en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por el llamado escándalo de Agro Ingreso Seguro.

Andrés Felipe Arias es procesado por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros e interés indebido en la celebración de contratos por las supuestas irregularidades en la entrega de subsidios agrícolas del programa bandera del Ministerio de Agricultura.

El papel de la Fiscalía

Gómez Gallego indicó que "fue tan rebuscada la solicitud" presentada por la entonces Fiscal General que incluso utilizó como prueba el supuesto spot publicitario para el que se había contratado a la exreina y actriz, Valerie Domínguez Tarud quien también fue procesada por este caso.

En este sentido indicó específicamente que incluso Morales Hoyos indicó que esto era dirigido a los medios de comunicación para mostrar los beneficios del programa Agro Ingreso Seguro y no a los funcionarios judiciales.

“Mal podía entenderse algo diferente que ese era un objeto publicitario, no iba dirigido para que se guardara silencio ante las autoridades”, precisó el abogado al indicar que la reina procesada por estos hechos fue absuelta por un juez de conocimiento en primera instancia.