Foro El Espectador y Colombia 2020: La inclusión y la educación, pilares para la paz

hace 14 mins

Víctor Carranza, la oveja descarriada que defiende la Iglesia

Monseñor Héctor Gutiérrez señaló que el zar de las esmeraldas merece una segunda oportunidad.

La ‘devoción’ de algunos miembros de la Iglesia por Víctor Carranza ha sido evidente por años. Monseñor Héctor Gutiérrez habló de su relación con el zar de las esmeraldas, quien se encuentra en grave estado de salud debido a su avanzado cáncer.

Carranza, señalado por muchos de ser un hombre dedicado a la guerra y el crimen, es para la iglesia un hombre de paz. Una oveja que estuvo fuera del rebaño y que ahora es un hombre nuevo.

“Fue un líder, un hombre que no sólo sabe de esmeraldas y de negocios. Es un caballero interesado por la paz, por el bien de la comunidad por eso yo como obispo acogí su bondad y la ayuda que me presentó. Por eso no lo he abandonado en estos momentos de enfermedad, dijo Monseñor Gutiérrez al declarar el afecto que siente por el hombre que por décadas libró una guerra sin cuartel por el poder esmeraldífero en Colombia.

El alto jerarca de la iglesia explicó que él conoció otra figura de Carranza; al hombre comprometido con la paz, a un individuo que rechazó la violencia. “Todos tenemos una segunda oportunidad”, agregó el religioso en declaraciones a Blu Radio.

Explicó que su relación con el empresario de las esmeraldas no se enfocó en ayudas económicas, sino en guía espiritual. “No tengo ninguna iglesia, ninguna casa cural, ninguna cosa grande que haya sido patrocinada por Don Víctor. Él nos ayudó en otro sentido y nosotros a él, pero cuestión financiera no”, dijo el religiosos quien advirtió que jamás recibió dinero de dudosísima procedencia.

Yo le pregunté directamente a él sobre sus vinculaciones con el crimen, con el mundo del narcotráfico, el paramilitarismo o la guerrilla. Don Víctor fue enfático en decirme que no. Me dijo nunca fue guerrillero, que tenía un grupo de hombres que lo cuidan. Algunos los llaman paramilitares, pero él me dijo que jamás ha tenido paramilitares con ideología”, puntualizó.

Monseñor señaló que el mayor esmeraldero del país no hacía nada en contra de la legalidad. Sin embargo, no desconoce su pasado y los fuertes cuestionamientos que existen en torno a su imperio y que fueron documentados por el sacerdote jesuita Javier Giraldo Moreno.

A pesar de que “El Patrón” carga con el lastre de ser señalado como cofundador del paramilitarismo, narcotraficante y presunto autor de crímenes de lesa humanidad, monseñor Gutiérrez es claro al señalar que no lo abandonará.

“La línea que nosotros tomamos con relación a Carranza, el obispo Luis Felipe y yo es la línea que existe entre el pastor y la oveja descarriada. Nosotros nos hemos acercado a Carranza y lo hemos defendido en muchos momentos, porque es una de nuestras ovejas, dijo al explicar que esa defensa no desconoce su pasado “lejos del comportamiento político, moral y ético del país”.

Finalmente, el religioso señaló que el zar de las esmeraldas se encuentra en delicado estado de salud. “Yo lo veo mal. No se puede desconocer. Pero no está en un estado terminal. No habla bien pero oye y está absolutamente consiente”.

El martes Víctor Carranza recibió la unción de los enfermos de manos del monseñor Luis Felipe Sánchez, quien decidió imponerle el sacramento ante su delicado estado de salud.

“Dadas las circunstancias del enfermo entramos unos pocos minutos a verlo (…) Si llegara a fallecer todos los que estamos preocupados por Boyacá tenemos que tener las luces amarillas prendidas, hay que tener cuidado. Es mucha la inversión de dinero que hay allá y también hay gente que aún tiene en su corazón sentimientos de guerra”, puntualizó.