Españoles liberados en La Guajira se encuentran en buen estado de salud

Fueron trasladados a la embajada de España en Bogotá.

María Concepción Marlaska y Ángel Sánchez Fernández.
María Concepción Marlaska y Ángel Sánchez Fernández.AFP

Los turistas españoles María Concepción Marlaska, de 43 años, y Ángel Sánchez Fernández, de 49, se encuentran en buen estado de salud según el parte médico entregado por el Hospital Central de la Policía Nacional en donde se les fue practicado un completo chequeo.

Los ciudadanos españoles fueron dados de alta y trasladados a la embajada de España en Bogotá.

El presidente Juan Manuel Santos se comunicó telefónicamente con los turistas y les ofreció disculpas por lo vivido en Colombia.

“Hablé con los españoles que recuperaron su libertad y les ofrecí disculpas por todo lo sucedido. Al general Guatibonza todo el reconocimiento”, expresó el Jefe de Estado.

Santos felicitó a la Policía Nacional por el rescate, sanos y salvos, de los turistas que habían sido secuestrados en el departamento de la Guajira.

Marlaska y Fernández habían sido secuestrados en mayo y fueron rescatados en la madrugada de este sábado por la policía. Los españoles llegaron a Bogotá hacia las 9:45 a.m. en un avión de la policía. Sánchez Fernández vestía un pantalón corto y camisa de camuflaje, mientras que Marlaska Sedano llevaba un vestido rojo de la etnia wayuu.

Con semblante cansado indicaron a los periodistas levantando el dedo pulgar que se encontraban bien, luego de casi un mes de cautiverio. Sin ofrecer declaraciones a la prensa, tras descender del avión fueron llevados en una ambulancia al hospital de la policía para ser sometidos a los exámenes médicos de rigor.

El rescate se produjo a las 12:30 a.m. de este sábado en un apartado paraje rural del departamento de La Guajira (fronterizo con Venezuela), a donde llegaron los agentes del Gaula. El comandante de la Policía local, coronel Elber Velasco, dijo que los españoles están "muy contentos, muy felices, no pueden creer que hayan sido rescatados".

Por su parte, las autoridades españolas informaron en Madrid que dos policías de ese país que se desplazaron a Colombia participaron en el operativo de liberación. Además revelaron que en la provincia de Madrid fueron detenidos "dos personas que iban a tramitar el cobro del rescate".

El director del Gaula, general Humberto Guatibonza, al presentar a los dos liberados en el aeropuerto militar Catam, en Bogotá, dijo a los periodistas que el secuestro fue obra de una banda de delincuentes comunes que ya está identificada.

Reveló que los autores pidieron un rescate de 500.000 euros y que parte de esa suma fue pagada en España, lo que permitió la captura de las dos personas en ese país y dar con el paradero de los dos turistas.

"Ese pago fue una estrategia e hizo que la banda delincuencial se dividiera, porque algunos de ellos querían continuar con el secuestro y otros querían devolver a los secuestrados. Nosotros logramos infiltrar la banda y finalmente obtuvimos la información del lugar dónde se encontraban", explicó Guatibonza.

María Marlaska Sedano es familiar del conocido juez español Fernando Grande-Marlaska, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, principal instancia judicial del país.

Los dos españoles fueron plagiados el 17 de mayo cuando realizaban turismo por La Guajira, y según dijo Guatibonza, inicialmente los delincuentes querían asaltarlos, pero cuando se dieron cuenta de que eran extranjeros decidieron secuestrarlos.

"Cuando los escucharon hablar y se dieron cuenta de que eran extranjeros, los delincuentes pensaron que podían obtener más dinero y organizaron un secuestro rápidamente", puntualizó. Inicialmente se manejó la hipótesis de que habían sido tomados como rehenes con fines extorsivos por una supuesta facción de la guerrilla de las Farc, versión que este grupo negó categóricamente desde La Habana.

Las autoridades colombianas habían ofrecido 100 millones de pesos (52.000 dólares) por información que permitiera dar con los dos españoles. En La Guajira, ubicado sobre el mar Caribe y que comparte una frontera común con el Estado