Piden investigar a conjuez que tumbó "megapensiones"

Tutela que presentó un sacerdote de Pereira, sirvió para que el Consejo de Estado pidiera investigar a Álvarez Londoño.

Luis Fernando Álvarez Londoño
Luis Fernando Álvarez Londoño

El sacerdote jesuita Luis Fernando Álvarez Londoño, conocido como el “sacerdote que tumbó las megapensiones” de políticos y magistrados, está ad portas de enfrentar una investigación ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes y todo por solicitud del Consejo de Estado. 

La solicitud la hizo el alto tribunal administrativo en medio de un fallo en el que rechazó la tutela que presentó un sacerdote de Pereira, quien hace tres años fue destituido e inhabilitado por el Consejo Superior de la Judicatura, al considerar que estaba violando la norma que considera irregular ejercer como sacerdote y como juez al tiempo, debido a que “esto puede afectar la imparcialidad y la independencia que deben guiar las actuaciones a nombre del Estado”. 

El cura pereirano presentó este año la tutela ante el Consejo de Estado alegando la violación a la igualdad, al tomar justo como ejemplo el nombramiento del sacerdote Álvarez Londoño como conjuez de la Corte Constitucional para participar en la discusión del tema de las megapensiones y argumentando que su labor como sacerdote no influyó en su ejercicio como juez.

La Sección Segunda, con ponencia del magistrado Gustavo Gómez Aranguren, rechazó la tutela indicando que “no se puede argumentar un presunto hecho irregular para alegar la violación de los derechos a la igualdad… Para la Sala no resulta plausible el argumento del actuante referido a la presunta violación a la igualdad, en tanto que a partir de una situación irregular no es posible argüir un tratamiento discriminatorio para obtener amparo constitucional”, asegura el fallo.

A renglón seguido, el magistrado Gómez Aranguren agregó en el fallo que tras analizar el caso, era probable que el sacerdote Álvarez Londoño estuviera “incurso en la prohibición dirigida a los titulares de la función judicial, a quienes se le impide el ejercicio del ministerio religioso, por afectar la imparcialidad y la independencia que deben guiar sus actuaciones en nombre del Estado”.

Y por esta razón, ordenó compulsar copias de lo actuado y del fallo de tutela para que “la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes investigue y evalúe la conducta desplegada por el doctor Luis Fernando Álvarez Londoño al ejercer el ministerio religioso y la judicatura de manera concomitante”.

Por ahora, el caso del sacerdote jesuita Álvarez Londoño pasó de las manos de los magistrados a los congresistas, grupos que fueron los principales perjudicados del fallo en que acabó con las “megapensiones”. 

El Espectador intentó dialogar con el sacerdote, pero su asistente indicó que no se pronunciará por ahora frente al tema. 

Luis Fernando Álvarez Londoño, de 66 años y es nacido en Itagüí (Antioquia), actualmente es Vicerrector de Extensión y Relaciones Interinstitucionales de la Universidad Javeriana. Fue designado conjuez de la Corte Constitucional para discutir el tema de las “megapensiones”, junto a otros cuatro juristas de gran calibre, debido a la imposibilidad de varios magistrados que se declararon impedidos porque están tramitando una pensión. En la discusión su posición fue clara y fue la que se impuso en el fallo, que era la respetar a los colombianos y promover la equidad en materia pensional.  

Twitter: @alexmarin55