Nación deberá pagar a víctimas por masacre en Montes de María

Un juzgado de Sincelejo halló como responsables a la Nación, al Ministerio de Defensa y a la Armada Nacional, por la masacre de 28 campesinos a manos de un grupo paramilitar, en zona rural de Ovejas, en el departamento de Sucre.

La Nación deberá pagar a cada una de los doce familiares de las víctimas, que demandaron por 300 salarios mínimos mensuales (138 millones 450 mil pesos), por los perjuicios morales y materiales sufridos.

Según el fallo de primera instancia, los organismos de seguridad fallaron por omisión al no prevenir ni repeler la acción de los paramilitares pese a que la zona estaba diagnosticada como vulnerable a un ataque del grupo armado ilegal.

Los hechos ocurrieron el 17 de enero de 2001, cuando trescientos paramilitares comandados por Rodrigo Mercado, alias ‘Cadena', asesinaron a golpes en la cabeza a 28 campesinos del corregimiento de Chengue e incendiaron sus viviendas.

Rafael Moreno, abogado de las víctimas, en la demanda recuerda que por estos hechos la Procuraduría General de la Nación investigó y sancionó disciplinariamente a varios oficiales de la Armada.

Entre los sancionados por la Procuraduría se encuentra el ex comandante de la Primera Brigada de Infantería de Marina, en ese entonces, contraalmirante Rodrigo Quiñones.