Proceso contra profesor Correa de Andreis era un montaje del DAS: CTI

El catedrático, asesinado en 2004, fue capturado por supuestos nexos con las Farc, que nunca fueron comprobados.

El proceso que se adelantó en contra del profesor Alfredo Correa de Andreis por supuestos nexos con las Farc fue un montaje orquestado por el detective del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Javier Valla Anaya, según lo reveló la indagación liderada por Jesús Darío Pérez, agente del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, CTI.

Al parecer, el ex funcionario del organismo de inteligencia aportó testimonios de guerrilleros acerca de los cuales ni siquiera existía registro y entregó materiales de prueba irregularmente obtenidos para incriminar al catedrático con la organización guerrillera.

Valla Anaya habría inventado la tesis según la cual Correa de Andreis era auxiliador e ideólogo del Frente 59 de las Farc, como lo dispuso en el informe 187, en el que aseveró que varios rebeldes lo reconocían con el alias de "Eulogio", una identificación que ni siquiera reposaba en registros oficiales del DAS, y que contaba con material fílmico y fotográfico que demostraba su pertenencia a la estructura armada ilegal.

El investigador del CTI, por su parte, señaló que la investigación que concluyó en la captura del profesor se produjo mediante la recolección ilegal de elementos de prueba, pues, aparentemente, se trataba de un montaje dirigido por el detective Valla, ya que el proceso se inició sin la existencia de una orden judicial y los testigos que lo identificaban como "Eulogio" no existían.

A pesar de estas irregularidades y de la salida de prisión del profesor Correa por falta de pruebas, cinco meses después del asesinato del catedrático, el ex director del DAS, Jorge Noguera Cotes, lo nombró como jefe del organismo en Santa Marta, Magdalena, lo cual era cuestionable para la Fiscalía, en virtud de lo ocurrido en este caso.

El investigador Pérez también indicó que Noguera se mostró reacio a que dos personas de apellido Gnecco, que demostraban mantener nexos con el paramilitarismo, fueran reportados en las investigaciones que adelantaban detectives del DAS, pues nunca lo autorizó, a pesar de las peticiones que, en ese sentido, elevaran los agentes.

Las declaraciones del investigador Pérez fueron puestas en conocimiento público a través de una de las audiencias del juicio que enfrenta Noguera Cotes ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.