Consejo Seccional de la Judicatura rechaza los decretos firmados por Uribe

Como "una burla" calificaron los empleados de la Sala Administrativa del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá y Cundinamarca los decretos firmados por el presidente Uribe el 7 de octubre pasado.

Los empleados, que no están en paro, indicaron mediante comunicado de prensa que los decretos que firmó el Presidente "constituyen una forma maquiavélica de dividir y disgregar el movimiento de los trabajadores, jueces, fiscales y empleados, por las justas reivindicaciones salariales".

Los empleados argumentan su posición en que esa nivelación salarial es discriminatoria, y que está hecha para "originar la fractura del movimiento de los trabajadores".

Según el documento, firmado por más de una docena de trabajadores, a los jueces y fiscales de circuito especializado se les reajustaría el salario en un 47 por ciento; a los mismos, pero de circuito sería en un 43 por ciento; a los municipales, en un 34 por ciento; mientras que para los empleados, "que somos el grueso de los trabajadores de la Rama Judicial se nos incrementará a partir del año 2009, el 1 por ciento adicional al reajuste ordinario". 

El paro judicial completa ya 36 días. No obstante, el miércoles el Tribunal Superior de Bogotá reanudó actividades.