Autoridades capturan a 'La Gata'

La empresaria del chance será sometida a una nueva valoración médica.

Cumpliendo la orden de un juez de ejecución de penas, agentes del CTI adelantan el operativo de captura de la empresaria del chance Enilce López, más conocida como ‘La Gata’.

Esto después de revisar el dictamen de Medicina Legal adelantado a la empresaria del chance que buscaba determinar si López debía cumplir su pena en un centro penitenciario o seguir en su domicilio.

La empresaria se encuentra desde dos meses en la clínica Reina Catalina en el norte de Barranquilla debido a sus problemas de salud. (Ver Piden a Minjusticia enviar a 'La Gata' a cárcel de máxima seguridad)

'La Gata' fue condenada a 37 años de prisión por los delitos de homicidio y concierto para delinquir. (Ver El crimen que 'La Gata' no pudo burlar)

Por varios meses se ha generado una polémica frente al verdadero estado de salud de la empresaria del chance, quien por medio de sus abogados ha manifestado que padece un cuadro de desnutrición y problemas pulmonares, por lo cual no puede ser trasladada a un centro penitenciario.

Días atrás, López se declaró "muerta en vida" después de que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dejara en firme la condena emitida por el Tribunal Superior de Bogotá.

En entrevista con Noticias RCN, la empresaria del chance dijo que “me condenaron a muerte, 37 de años (de cárcel) no los resiste ningún ser humano y menos yo. Yo no resisto ni tres años en la cárcel, ni dos. Yo estoy muy enferma, vengo enferma desde la cárcel de Bogotá. Eso está certificado por Medicina Legal. No importa que me manden a la cárcel siendo inocente, allá no les voy a durar mucho".

Fuentes cercanas indicaron que la empresaria será puesta a disposición de Caprecom para que le haga una nueva evaluación y valoración médica.

La defensa de la empresaria del chance le enviaron al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) una serie de documentos en los que se indica el grave estado de salud de su cliente por lo que tiene que no puede ser retirada del centro hospitalario.