La batalla pérdida del magistrado Pretelt

La Fiscalía General no aceptó el recurso presentado ante la Fiscalía General con el que buscaba una retractación cuando se manifestó que él había adquirido “bienes manchados de sangre”, en referencia a la compra de dos fincas en el Urabá antioqueño.

La Fiscalía General rechazó la solicitud del magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Ignacio Prtetelt Chaljub quien el pasado 27 de marzo presentó un derecho de petición con el que buscaba una retractación por parte del ente investigador cuando se aseguró que había adquirido “tierras manchados de sangre”, en referencia a la compra de dos fincas en el Urabá antioqueño.

El ente investigador no aceptó las pretensiones del togado, quien actualmente es investigado por presuntamente haber adquirido las fincas La Corona y Alto Bonito, cuyos legítimos dueños se habían visto obligados a venderlas a precios bajísimos debido a la presión que ejercieron los grupos paramilitares.

Igualmente la Fiscalía General le dijo no a la petición del magistrado quien buscaba que la Fiscalía General se abstuviera de emitir comunicados oficiales ante los medios de comunicación sobre las investigaciones que se adelantan en su contra, al considerar que esto podría entenderse como una presión en su contra, dirigidas a evitar que no volviera a la presidencia del alto tribunal.

En este sentido se consideró que estos pronunciamientos hacen referencia a un tema de interés nacional. Ante la petición para la entrega de las medidas cautelares para la entrega de protección y seguridad a él y a su familia, debido a que estas solamente son entregadas a testigos, víctimas y funcionarios del ente investigador.

Actualmente la Fiscalía General busca determinar si el magistrado y su esposa, Martha Ligia Patrón, sabían el origen de estas tierras.