A la cárcel dos militares por espionaje

Los uniformados, quienes también se les imputó el cargo de concierto para delinquir, son investigados por entregar información a una organización vinculada al narcotráfico.

Un juez de garantías cobijó con medida de aseguramiento a un mayor del Ejército y un técnico de la Fuerza Aérea en el marco del proceso que se les adelanta por presuntamente pasar información a una organización dedicada al narcotráfico.

En la investigación adelantada por la Unidad Nacional Antinarcóticos e Interdicción Marítima (Unaim) se estableció que la organización supuestamente pagaba a los miembros de la Fuerza Pública por suministro de información, para tranzar estratégicamente las rutas empleadas para el transporte de estupefacientes, utilizando lanchas rápidas, barcos pesqueros y avionetas.

En este sentido se halló que la organización habría alcanzado a pagar más de 60 millones de pesos por información a los uniformados, para moverse sin ser detectados por las autoridades. 

En desarrollo del proceso se realizó el seguimiento a varios eventos que evidenciaron los movimientos de la organización criminal. Entre ellos se destaca el transporte de 200 kilos de cocaína en octubre de 2012 por el pacífico colombiano, la incautación de una aeronave en mayo de 2013, y el transporte de 500 kilos de cocaína en una embarcación para entregarla en límites marítimos entre Colombia y Panamá.

Los  imputados aceptaron este martes cargos mediante preacuerdo, el cual deberá ser avalado por un juez. Todos fueron judicializados por el delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, sin embargo a los uniformados se les imputó con el agravante como servidores públicos y adicionalmente la conducta punible de espionaje.