Cerebro del desfalco a Juegos Nacionales reclama que sus denuncias han sido ignoradas

Orlando Arciniegas, exasesor de la Secretaría de Hacienda de Ibagué, protestó porque ha presentado denuncias contra políticos tolimenses que continúan, dice él, "en los anaqueles de la Fiscalía".

Orlando Arciniegas, condenado a 36 años de prisión por el desfalco de los Juegos Nacionales en Ibagué. Archivo

Orlando Arciniegas exasesor del Instituto Municipal de Deporte y Recreación de Ibagué (Imdri) y condenado por 36 años de prisión por ser el responsable de la elaboración del contrato que ocasionó el multimillonario desfalco de los Juegos Nacionales de la capital tolimense en 2015, señaló en radios regionales que un exsenador liberal, Mauricio Jaramillo, habría usado su poder político en la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) para obtener -en corto tiempo- unas licencias ambientales que requería para realizar unas adecuaciones en su finca ubicada cerca al aeropuerto Perales de Ibagué.

"Jaramillo tiene que preocuparse por responderle a la justicia por sus actos, del famoso arreglo que se hizo en su finca y de las licencias que sacaron rápidamente en Cortolima. Me parecen que son cositas de él, que deben empezar a preocuparse, para que también le explique a los ibaguereños y todos", dijo en una entrevista publicada por RCN Radio. Los medios de comunicación regionales recordaron que Orlando Arciniegas militó en el partido Liberal del Tolima, fungió como secretario general de esa organización política en el 2012 y se desempeñó como asesor de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Tolima (Edat).

Finalmente, Arciniegas aseveró que su caso es más un tema político que jurídico. Incluso, que le están cobrando haber denunciado la corrupción que se presentó en Tolima. "Me están cobrando el hecho de haber denunciado hasta la saciedad la corrupción en Ibagué, hasta cuando me dejé envolver por su propio manto", dijo el exasesor de la Secretaría de Hacienda ibaguereña. Concluyó afirmando que en el Tolima hay muchos corruptos que "han pasado de agache" y que sus denuncias reposan en la Fiscalía de Ibagué. "Hay muchos: los Jaramillo, los García, el mismo Jesús María Botero. Todas esas denuncias que instauramos, hoy están en los anaqueles de la Fiscalía y hablan por sí solas", remató.

***

La justicia señaló en su momento que Arciniegas cobró millonarias comisiones para beneficiar a los empresarios quienes, debido a su falta de experticia, tuvieron que subcontratar y pedir concesiones. Las obras nunca se terminaron y los Juegos Nacionales en Ibagué que se iban a celebrar en el año 2015 tuvieron que ser cancelados. La Fiscalía General aseguró en su momento que el entonces asesor fue el responsable del desfalco por $11 mil millones en el proceso precontractual y contractual de estudios y diseños en los escenarios deportivos, así como la estructuración del proceso de selección del contratista consultor. Él mismo aceptó su responsabilidad. 

En octubre la Contraloría General publicó un informe en el que reveló que por las irregularidades en la ejecución de los contratos de diseño y de obra de los Juegos se presentó un desfalco superior a los $62 mil millones. El documento de control fiscal señaló que las obras quedaron inconclusas y abandonadas. En la auditoría a Coldeportes, con vigencia 2015, en lo relacionado a los XX Juegos Deportivos Nacionales y IV Paranacionales, se determinaron 12 hallazgos fiscales por un total de $48.697 millones, de los cuales el 92% corresponde a Ibagué y el resto a los otros municipios del Tolima que fueron subsedes.