'En Colombia los héroes no existen'

El director de la Fundación Colombia Herida, Rodrigo Obregón, se lamenta de que en el país se reconozca más a un cantante o un deportista, que a un soldado o un caído en combate.

Rodrigo Obregón dice que el propio gobierno se preocupa más por dar a conocer las leyes que crean impuestos, que las que conmemoran eventos tan importantes como el día de los Héroes de La Nación y sus familias.

¿Por qué cree que este el ‘Día de los Héroes de La Nación y sus familias’ debe ser una tradición en Colombia?

Porque cientos de hombres y mujeres han dado la vida por un país y es apenas justo que la sociedad se voltee un día al año para decir gracias. Ellos dieron la vida por nuestras libertades. Padres, hijos, esposos y hermanos dieron la vida por amor.

Esos soldados no ponen el pellejo por los 700 mil pesos que les pagan. Hay una profunda sensación de la Patria.

Desde hace 9 años es Ley en Colombia este homenaje, ¿cómo ha sido la respuesta de la sociedad?

Las familias de los soldados sentían que la muerte de sus hijos era como un accidente de tránsito, un atraco y no había una relación con un país. Con esta iniciativa se logró demostrar que en realidad sí había una conexión. Cuando hicimos el primer homenaje a esos héroes, las familias sintieron un renacer espiritual. Vieron a muchas personas a su alrededor, estaban sorprendidos viendo al país agradeciendo. Ahí nos dimos cuenta que el día tenía su razón de ser y tenía un objetivo justo.

¿Considera que hay suficiente despliegue de sobre la importancia de este día?

Lamentablemente no. Hemos visto que el Gobierno no difunde estas leyes. Sólo difunde las leyes de impuestos. Todo el mundo sabe que le toca pagar impuestos, pero nadie sabe que hay un día para dar gracias a los héroes. Esa indiferencia es igual de dolorosa a la pérdida de un hijo en combate.

¿Colombia es un país acostumbrado a la guerra?

Sí. Los colombianos ya están acostumbrados a sobrevivir dentro de un mundo cómodo, a pesar de las adversidades que crea la guerra. Se está pensando en las necesidades del diario. Si los colombianos al menos por un momento hicieran una pausa y se preguntaran: ¿Y si fuera mi hijo el que dio la vida cómo actuaría yo? tal vez eso cause un estado de conciencia.

¿Colombia cuida y quiere a sus héroes como lo hacen otras naciones?

No. Aquí hay una tradición de héroes deportivos y de héroes artísticos o personalidades; pero ese hombre que hace ese trabajo anónimo, que tiene que patrullar zonas de conflicto, no tiene un reconocimiento.

La mayoría de la gente piensa que ese es su deber; que les toca y que lo hacen porque son pobres. Hay una actitud indiferente de la sociedad. No hay una cultura de exaltar a aquellos que nos ofrecen todo, incluso la vida.

¿Los falsos positivos minaron esa confianza y contribuyeron a esa indiferencia?

Ese tema sí minó la credibilidad. Desafortunadamente los falsos positivos son un episodio atroz que se siente aún más en las miles de personas correctas y honorables que hay en la institución, ya que es muy difícil reconocer que hay ‘infiltrados’ cometiendo crímenes horrendos; ese comportamiento ensucia la cara de todos.

Sin embargo yo creo que los colombianos comprenden que las Fuerzas Armadas, a pesar de estas manchas, son entidades con las que siempre pueden contar.

¿Cree que el fuero militar blinda la labor del soldado en combate?

El fuero militar le da un respaldo a las Fuerzas Militares y es un paso en la dirección correcta. Son los grupos narcoterroristas los que se han especializado en hacer guerra irregular con las 37 formas de minas que se han inventado y que siguen inventando.

¿Cuál sería el llamado para que los colombianos recuerden a los soldados?

Lo que los colombianos pueden hacer, si quieren honrar este día sería sacarla bandera el 19 de julio, ponerle un listón negro en señal de duelo. Y el 20 de julio quitar ese lazo negro para iniciar la celebración de la independencia. El hecho es que no habría esa libertad si no hay gente dispuesta a dar la vida por esas ideas.
Ellos dieron la vida por nosotros, pero dar la vida no es sólo perderla, también es perder ambas piernas o quedar discapacitado.

¿Cómo se sostiene la fundación?

De milagro. La Fundación Colombia Herida en cualquier momento está a punto de morirse. Yo nunca me he ganado un sueldo en estos 23 años. Gracias a Dios siempre sucede algo que nos permite continuar con esta labor de apoyar a los soldados y a sus familias. Siempre llega el milagrito para aguantar.

Sin embargo, este año no se podrá realizar el concierto que siempre tenemos preparado para el 19 de julio. No se logró concretar el apoyo de los empresarios y el evento ya estaba sobre el tiempo. Lo que menos queremos es quedarle mal a la gente, por eso para el décimo aniversario de la Ley, es decir el próximo año, buscaremos la posibilidad de que se recuerde a los héroes en grande.

Cómo se va a conmemorar

El día 19 de julio a partir de las 11:00 a.m. en la Plaza de los Héroes Caídos en Acción, ubicada en el CAN junto al Ministerio de Defensa en Bogotá, se desarrollará una ceremonia solemne con la presencia de las familias de soldados y policías, acompañados por las autoridades civiles y militares para honrar la memoria de nuestros soldados y policías caídos y heridos en combate depositando una ofrenda floral al monumento e izando a media asta el Estandarte Nacional.

Posteriormente en el mismo lugar, al finalizar el día, mucha gente asistirá al “Concierto del Primer Grito”, donde los presentes, esperan el ascenso de la bandera de media asta al tope hasta las 12 de la noche, acompañados de artistas y grupos musicales de todos los géneros. Cuando la bandera llega al tope, a media noche, comienza un espectáculo de fuegos pirotécnicos y los asistentes dan el primer grito de independencia del 20 de julio. De esa forma se vincula el sacrificio de quienes nos dieron la independencia con quienes nos la defiende y se hace la transición de un día de recogimiento a un día de júbilo.
 

Temas relacionados