Condenan a 19 años de prisión a joven que apuñaló a compañero en TransMilenio

Esto después de que se avalara el preacuerdo firmado con la Fiscalía.

Después de que se avalara el preacuerdo, el juez 32 de conocimiento de Bogotá condenó a 19 años y seis meses de prisión al joven Steven Baquero Ibáñez por su responsabilidad en el asesinato de un compañero en hechos registrado en la estación de TransMilenio el 9 de febrero de 2012.

En la decisión se tuvo en cuenta el hecho de que el joven aceptó su responsabilidad en el delito de homicidio agravado por el que fue acusado por la Fiscalía, además se comprometió a reparar patrimonialmente a los familiares de la víctima.

Al finalizar la diligencia, Sara Tovar madre de Carlos Felipe Vergara, calificó la condena como ejemplarizante, indicando que el fallo debe servir como ejemplo para que hechos como este no se presenten nunca más.

"Nada de lo que se haga le va a devolver la vida a mi hijo. Aún hay mucho dolor y sufrimiento por lo que pasó y no puedo decir que perdono a este muchacho por lo que le hizo a mi muchacho", aseguró la mujer quien no entiende todavía los hechos en los que su hijo perdió la vida.

Se ha podido establecer que será otro juez el que defina el incidente de reparación en este caso. 

Igualmente manifestó que a lo largo de todo este proceso han sido víctimas de amenazas por parte de los familiares del procesado.

"Ustedes se han dado cuenta de las grosería e intimidaciones que hemos recibido por parte de los familiares Steven. La mamá me dijo un día que mi hijo estaba enterrado y yo le digo hoy que tiene 19 años para que visite a su hijo y lo haga reflexionar de lo que hizo", aseguró.

Según los hechos narrados por la Fiscalía, el nueve de febrero Baquero increpó en reiteradas oportunidades a su compañero en el momento en que este se disponía a marcharse a su hogar.

En estado de embriaguez lo empujó y luego lo empezó a golpear recriminándole por no quedarse a seguir tomando con él.Poco después, según la versión de una testigo, los golpes del joven hacia Carlos Alberto Vergara eran cada vez más fuertes e intensos, "desconocía si el señor Baquero tenía un arma corto punzante".

"Uno de los jóvenes sacó algo del cinturón y empezó a darle golpes. Ella retrocedía y se daba cuenta como le pegaba con el puño cerrando",precisó la fiscal en su relato.

Pocos minutos después el joven estudiante de culinaria cayó al suelo moribundo y sangrando, mientras Baquero abrió a la fuerza la puerta de la estación de la Calle 72, saltó a la calle y emprendió la huida.

En esos momentos llegó una patrulla de la Policía y una ambulancia con el fin de brindarle los primeros auxilios al joven que yacía en el suelo de la estación de Transmilenio. En ese momento ante algunas preguntas de los uniformados dijo el nombre de su agresor.

“Pero también entregó más datos que permitieron la individualización del infractor. Como su domicilio, que se le conocía con el apodo de ‘chincheloca’, que era estudiante de Gastronomía del Politécnico Internacional, además de números donde podían contactar a su familia”, precisó la representante de la Fiscalía.

Con estos datos, la policía judicial realizó la corroboración de los datos entregados por el hoy occiso en el centro educativo, con los testigos que estaban en el momento de los hechos y compañeros del Instituto “y todos coincidían”.