Corte advierte parálisis en la Rama Judicial por reducción de cargos de descongestión

El presidente de la Sala Laboral del alto tribunal le hizo un llamado al Gobierno para que asigne los 73 mil millones de pesos para renovar dichos cargos.

El presidente de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, Rigoberto Echeverri Bueno se unió al llamado de atención ante la crisis que se presentaría en la Rama Judicial debido a la falta de recursos para mantener el Plan Nacional de Descongestión. (Ver Corte Constitucional advierte crisis ante no renovación de cargos de descongestión judicial)

El magistrado aseguró que de no renovarse los recursos a partir del próximo 16 de noviembre se presentaría un colapso en la Sala de Casación Laboral si el Gobierno no asigna los 73 mil millones de pesos para renovar los cargos de descongestión judicial. (Ver Judicatura le solicitó al Gobierno asignación de recursos para medidas de descongestión)

“Además del grave problema que significa el represamiento de cerca de 19 mil sobre reclamos de pensiones, prestaciones salariales y demás aspectos de la seguridad social, la justicia laboral en su etapa definitiva y extraordinariamente ante la Corte Suprema de Justicia se enfrenta ahora a la inminente parálisis por falta de recursos para mantener a la mitad de su personal”, precisó.

Para el presidente de la Sala Laboral del alto tribunal calificó esta situación como dramática puesto que a la fecha cuentan con solamente 121 cargos de descongestión de los 135 que se necesitan para agilizar el estudio de las acciones judiciales. Advirtió además que a partir del próximo 16 de noviembre saldrán 61 empleados si no se renuevan los recursos, afectando así la administración de justicia.

El magistrado Echeverri Bueno aseguró que sin la asignación de estos recursos se estaría presentando una violación a los derechos fundamentales de los ciudadanos para acceder a la administración de justicia, "en particular de los trabajadores y sus familias, así como de las personas de la tercera edad que reclaman sus garantías constitucionales y legales a la seguridad social".

"Sin contar tutelas y otras acciones constitucionales, los siete magistrados de la Sala Laboral tienen a despacho para fallo 17.650 procesos, cuando su capacidad promedio anual es la de resolver 1.715 expedientes, frente a 4.929 recursos extraordinarios de casación que reciben", indicó.