Tras una compleja discusión

Corte Constitucional deja en firme ley Zidres

El alto tribunal determinó que el articulado, la apuesta más importante del Gobierno para el desarrollo agro, es constitucional. Sin embargo, puso algunos condicionamientos para su aplicación.

La Corte Constitucional le acaba de dar el primer espaldarazo a la denominada Ley Zidres, la propuesta del Gobierno de Juan Manuel Santos para el desarrollo agrario del país. La decisión se tomó dentro de la Sala Plena del alto tribunal en donde, después de más de dos meses de demoras, el conjuez llamado a desempatar la votación no estuvo de acuerdo con la ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas quien proponía tumbar varios artículos del articulado.

En el extenso debate la Sala Plena, se declaró exequible la ley 1776 de 2016 "por la cual se crean y se desarrollan las zonas de interés de desarrollo rural, económico y social". Igualmente se avaló el artículo 29 "bajo el entendido que 'la prohibición de construir Zidres se extiende a los territorios indígenas que se encuentran en proceso de titulación como resguardos", uno de los puntos principales de la demanda. 

Sin embargo, el alto tribunal sí puso ciertos condicionamientos para su implementación. Por ejemplo, uno de los puntos que más levantó roncha dentro de los retractores de la ley, era el hecho de que la creación de las zonas Zidres no iban a tener el visto bueno de los concejos municipales de los entes territoriales. De acuerdo con lo aprobado en la Corte, todas las iniciativas que vayan a desarrollarse con este modelo agrario deben pasar primero por un proceso de concertación con estos concejos.

Por otra parte, en la demanda estudiada por la Corte Constitucional, argumentaba que no solo se presentaron fallas de fondo y de forma durante su trámite de la ley en el Congreso, sino que además la norma representa un claro retroceso en cuanto al derecho de los campesinos a tener territorio y una violación al patrimonio público.

Además, otro de los temas claves que tuvieron una larga discusión dentro del alto tribunal fue si las Zidres debían estar acorde con los Planes de Ordenamiento Territorial de los Municipios (POT). La Corte Constitucional explicó que todas estas zonas deben estar en cordinación con los planes de desarrollo de los municipios. En cuanto a los artículos que el alto tribunal les puso un freno está el que obligaba a los pequeños y medianos productores a aosciarse para recibir estímulos económicos. La Sala Plena explicó que esa condición resultaba ser un cargo que no debían tener los pequeños campesinos. 

Aunque se trata de una decisión fundamental para el desarrollo agrario del país, todavía hace falta que se conozco la posición de este mismo tribunal pues en sus despachos todavía está el estudio de otra demanda en contra de las Zidres. Justo ayer, la votación quedó empatada y fue necesario llamar a un conjuez para desempatar. Martín Bermúdez es el llamado a darle punto final a este debate.

.