Críticas a Uribe por señalamientos a profesores de la Universidad Libre

El exmandatario tildó de corrupto y mentiroso a un profesor de este centro educativo porque, al parecer, hizo críticas a personas cercanas al uribismo durante su clase.

“Invitamos al senador Álvaro Uribe Vélez para que debata con nosotros, en ejercicio académico, los principales problemas constitucionales del país. Pero, de ninguna manera, aceptamos que desde el gran espacio que ostenta en la opinión pública, descalifique a nuestros docentes ni a nuestros estudiantes”. Esta fue la respuesta del Observatorio de Derecho Constitucional de la Universidad Libre, sede Pereira, a los señalamientos hechos por el expresidente Uribe a profesores de ese centro educativo por medio de su cuenta de Twitter. En dos mensajes el exmandatario se refirió a una foto en la que aparece un profesor de esta universidad dictando una clase sobre los alcances de la tutela y con las palabras “Fernando Londoño Hoyos” y “enemigo tutela” en su tablero. Uribe dijo al respecto: “Profesor, invíteme a debatir antes de difamarme. La corrupción empieza al mentirle a los estudiantes”. Y luego sostuvo que “profesor que escribe anexo debería considerar: dignidad del maestro es como la del papá, debe enaltecerla”.

El Observatorio señaló que “informamos a la comunidad unilibrista y en general, a la opinión pública, nuestro profundo rechazo por los hechos acaecidos el día de hoy en horas de la mañana, donde el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez publicó desde su cuenta de twitter (@AlvaroUribeVel) improperios contra docentes de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre Seccional Pereira, utilizando la fotografía de un docente que debatía con sus estudiantes, en medio del desarrollo de la clase, las principales cuestiones constitucionales relacionadas con la acción de tutela”.

De acuerdo con el observatorio, es incomprensible que, “utilizando herramientas tecnológicas como lo son las redes sociales, se inicie una persecución contra docentes que, en ejercicio de la legítima libertad de cátedra, manifiestan inconformismo con diversas corrientes políticas del país. Las opiniones y el desarrollo de debate en el aula no deben ser objeto de intimidación ni censura de quienes disienten; por el contrario, es el espacio natural para que se propicien discusiones con altura”.

Y agrega que la Universidad Libre de Colombia, y la Seccional Pereira, “se han caracterizado desde siempre por ser un espacio académico abierto a las diferentes corrientes del pensamiento político, y por ende, es inadmisible que se pretenda poner en tela de juicio la idoneidad docente, la libertad de cátedra y expresión, cuando no se conoce y por lo tanto se especula, sobre el contenido y desarrollo de una clase” y que “este tipo de comportamientos lo único que propician es polarización e intimidación entre la comunidad académica y la sociedad en general. La diversidad hace parte de nuestra esencia, y el debate se debe dar con altura”.

No es la primera vez que el expresidente Uribe hace afirmaciones semejantes ante supuestas críticas en su contra por parte de profesores. A mediados del año pasado dijo que en la Pontificia Universidad Javeriana un “grupo de profesores y estudiantes hacen matoneo a estudiantes que votaron por Zuluaga. Profesores de ‘izquierda’ de Universidad Javeriana impiden debate y promueven matoneo contra estudiantes que piensan diferente. ¿Por qué se permite el matoneo en Ciencia Política de la Javeriana? El matoneo universitario a quienes no comparten la apología del extremo izquierdismo no es para aceptarlo con el silencio, lo denunciaremos”.

A lo que la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Javeriana respondió que “es un escenario de debate plural, en el cual todos los sectores políticos pueden expresarse de manera abierta y directa. En el que la divergencia de opinión es una característica de todos los miembros de la comunidad educativa en sus diferentes estamentos. La Facultad no alienta comportamientos que excluyan, discriminen o persigan a nadie por ninguna razón. En ese sentido se hace respetuosa y garante de las normas constitucionales y de los derechos ahí consagrados. A su vez rechaza las afirmaciones temerarias en las que se acusa a un grupo de profesores de hacer "matoneo" a estudiantes de cierta tendencia ideológica. Dicha afirmación carece de contexto ya que para esta época y desde antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, la Universidad ya no contaba con estudiantes, porque el semestre académico ya había terminado”.