Por cuarta vez aplazan acusación contra Luis C. Restrepo por falsa desmovilización

La audiencia fue reprogramada para el próximo 23 de enero.

El excomisionado de paz, Luis C. Restrepo
El excomisionado de paz, Luis C. Restrepo

Por solicitud de la defensa de uno de los abogados de los procesados fue aplazada por cuarta oportunidad la audiencia de acusación en contra el excomisionado de paz, Luis C. Restrepo por su presunta participación en la falsa desmovilización de la compañía Cacica La Gaitana de las Farc en marzo de 2006.

Ante esto, el juzgado primero especializado de Bogotá reprogramó para el próximo 23 de enero la diligencia judicial en la cual la Fiscalía General presentará el escrito de acusación contra Restrepo, dos militares, dos guerrilleros desmovilizados y un presunto narcotraficante.

Según el escrito de acusación, el excomisionado conocía perfectamente las irregularidades en la desmovilización de 62 personas que se hicieron pasar como guerrilleros a cambio de una serie de beneficios económicos y judiciales. (Ver Luis C. Restrepo podría pagar 20 años de prisión)

En este sentido se señala que Restrepo, cuyo paradero se desconoce desde el 8 de enero de 2012, no confirmó la real existencia de la compañía guerrillera, ni tampoco verificó su voluntad de paz, "lo cual era una de sus principales funciones".

"Restrepo habría proferido el acto administrativo de aceptación de la lista de supuestos desmovilizados alegada por Raúl Agudelo Medina, alias 'Olivo Saldaña', apartándose de las funciones legales que le imponían la verificación de la real voluntad de paz del grupo armado a desmovilizarse”, precisa uno de los apartes del escrito.

Igualmente la fiscalía 16 anticorrupción señala que nunca la oficina del alto comisionado para la paz incurrió en serias irregularidades y omisiones de sus funciones administrativas puesto que no se hicieron los trabajos de verificación con el fin de certificar si eran verdaderos guerrilleros que querían abandonar las armas.

Según la investigación adelantada por la Fiscalía estos guerrilleros fueron contactados en diversas partes del país y hacían parte de un grupo de drogadictos, vendedores ambulantes, desempleados y habitantes de la calle. "Los impostores que conformaban la inexistente compañía Cacica la Gaitana por el hecho de haber dejado el grupo armado ilegal y reincorporarse a la vida civil, recibieron injustificados e ilegales beneficios de carácter jurídico", se aclara.

Luis C. Restrepo es investigado por los delitos de prevaricato por acción, fraude procesal, peculado por apropiación, tráfico de armas y porte y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares y tráfico, fabricación de armas de fuego.