La 'cuenta de cobro' del procurador Ordóñez

En su agradecimiento al senado por su reelección, el funcionario lanzó una dura indirecta a quienes desde los medios de comunicación se opusieron a su continuidad como jefe del Ministerio Público.

Alejandro Ordóñez obtuvo en total 80 votos a favor mientras que su único contrincante, Orlando Gallo Suárez, logró 2 sufragios. / Gabriel Aponte

“Gracias a los senadores por su independencia (…) queda demostrado que la opinión pública no es la opinión publicada”. Esas fueron algunas de las palabras pronunciadas por el procurador Alejandro Ordóñez ayer en la plenaria del Senado, tras ser reelegido con una arrolladora mayoría de 80 votos a favor. Palabras que implícitamente son una ‘cuenta de cobro’ a todos los columnistas de diversos medios de comunicación que desde hace varios meses expresaron su rechazo a la continuidad de Ordóñez al frente del Ministerio Público.

“Ni el Congreso ni el Gobierno fueron independientes. Todo lo ocurrido fue una farsa. Colombia no tienen sino un partido, que es el de la corrupción, que es el mismo que ha logrado que Ordóñez se pueda reelegir por cuatro años. A ese partido de la corrupción no le importa nada y por eso dijo que la opinión pública no es la opinión publicada, queriendo decir que a la gente la gente le importa poco lo que digamos los columnistas”, expresó Ramiro Bejarano, columnista de El Espectador y uno de los más acérrimos opositores del procurador.

Bejarano cuestionó el hecho de que Ordóñez hubiese reconocido que estaba en campaña desde hace un año, lo cual, en su concepto, implica un compromiso en cuanto a su autonomía e independencia y las de los mismos senadores que lo eligieron: “Eso quiere decir que estuvo un año amenazando senadores y hasta ministro del Gobierno (…) lo que quiso decir fue gracias senadores por no hacerle caso a la opinión pública que decía que no se me debían reelegir”, agregó el columnista, quien además crítico el apoyo que le dio el Partido Liberal al procurador, algo que según señaló riñe con los principios e ideales de la colectividad.

Por su parte, el expresidente de la Corte Constitucional Carlos Gaviria Díaz, manifestó que a la luz del derecho y hasta del sentido común, la reelección de Alejandro Ordóñez es ilegal pues la normatividad dice que se debe elegir de una terna, no de dos, y además tampoco se cumplió con la ley de cuotas porque no hubo una mujer en el proceso final. “Se trata de una farsa y lo que están es tratando de mostrar que todo se hizo correctamente. Van a llover demandas, pero no va a pasar nada porque el Consejo de Estado, que es el que finalmente las decide, va a fallar dentro de tres o cinco años diciendo que la elección fue correcta. Todo se sabe de antemano. Es importante que la opinión pública sepa de qué manera se hacen en Colombia este tipo de elecciones, pero no va a pasar nada”, enfatizó Gaviria.

Hoy, en su columna publicada en El Espectador, titulada ‘El hedor en torno a Ordóñez’, la periodista Cecilia Orozco advierte que no es cierto que la mitad de Colombia se guíe por el procurador, como afirman sus subalternos y expresa: “Otra cosa es que solo unos pocos nos rebelemos contra sus abusos y que a la inmensa mayoría no le importe lo que sucede, vencida, y convencida de que aquí no hay nada que hacer sino tratar de sobrevivir individualmente”.