Desmovilizados del ELN estaban estrenando camuflado por 'dignidad'

Así lo manifestó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

AFP

La desmovilización del Frente de Guerra Suroccidental de la guerrilla del Eln generó varias suspicacias ya que los 30 subversivos se entregaron estrenando uniformes, botas y morrales.  (Vea aquí las imágenes de la desmovilización)

Lo impecable de sus prendas los hacía confundir, incluso, con los miembros de las Fuerzas Militares quienes estaban en el Batallón Pichincha de Cali, junto con el presidente Juan Manuel Santos, para el recibimiento.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, expresó que la sorpresa también fue para él y por ello le preguntó a alias ‘Oscar’ o ‘el Tigre’, segundo cabecilla de este frente -con 25 años en la guerrilla-, por qué su vestimenta está impecable, a lo que el ahora desmovilizado dijo que “querían llegar con dignidad y por eso se habían presentado de la mejor manera posible”.

Pinzón dijo que la desmovilización no ocurrió de la noche a la mañana, sino que por el contrario “fue una operación de más de 4 meses, que señala el profesionalismo y el respeto por los derechos humanos de los guerrilleros”. Contó que uniformados se infiltraron en el frente para converse a los guerrilleros que dejar las armas era lo mejor.

Fue una operación efectiva y transparente, apegada al marco de la ley. Todo el proceso estuvo acompañado por el CTI, la Fiscalía y una fiscal antiterrorismo, quien se encargó de todo el reconocimiento de cada uno de los miembros que se entregaron, dando con esto claridad en los detalles del proceso”, explicó en entrevista con Blu Radio.

Asimismo, insistió en que “existe un mercado en esta zona del Cauca (Tambo) que permite, financiados por el narcotráfico, tener acceso fácilmente a material de intendencia y uniformes".

Al preguntarle por qué estaban usando botas de las FF.MM. señaló que no es sorprende que tengan material proveniente o del mismo tipo de la Fuerza Pública, porque "veíamos que tenían un fusil que utilizó hace años la Infantería de Marina. Además algunas veces, en situación de combate, los guerrilleros roban el material a los uniformados". 

El ministro Pinzón pidió que no se desestime el trabajo realizado y lo que significa para el país este hecho. Sin embargo, dijo que es consciente que un operativo como estos -y más con los antecedentes que se tienen- genere polémica.