Destapan caso de corrupción en el Club Militar

Rodrigo Rivera señaló que hubo irregularidades en contratación y manejo de recursos, por lo que la entidad presenta serios problemas de liquidez.

El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, señaló que luego de una auditoría interna, ordenada en el mes de enero, se detectaron irregularidades en el Club Militar, en temas contables y contractuales, entre otros. Asimismo, informó que le aceptó la renuncia al general (en retiro) Ismael Silva, quien hasta el jueves se desempeñó como director de la entidad, cargo en el que estuvo durante los últimos nueve años.

"La información la recibimos esta semana y de inmediato tomamos las decisiones correctas y efectivas, para mostrar el compromiso del Gobierno con la transparencia. Es necesario que se llegue al final de estos hallazgos y se establezcan responsabilidades", dijo Rivera al explicar que la entidad sigue funcionando con una nueva administración y que se espera que se logre recuperar la liquidez de la misma con los 15 mil millones de pesos que recibe cada año por el sólo concepto de afiliaciones o renovación de membresías.

Dijo que en el resultado de esa revisión a la contabilidad del Club, se detectaron graves problemas de liquidez y ausencia de control de costos y gastos, motivo por el cual el Ministerio envió los documentos a la Procuraduría, Fiscalía y Contraloría con el fin de establecer las responsabilidades disciplinarias y penales en este caso de aparente corrupción.

"Entre las principales inconsistencias reportadas a las autoridades se encuentran la actual falta de liquidez del Club para el pago de sus obligaciones y la contratación de servicios sin surtir los trámites y requisitos legales previstos en la Ley", dijo.

Ante esta situación, el Ministerio de Defensa tomó una serie de medidas orientadas a garantizar y mejorar la correcta administración del Club Militar, entre ellas, se ordenó una reestructuración administrativa y financiera que revise la idoneidad y compromiso de sus empleados, así como el funcionamiento de las tres sedes con que cuenta el Club en Bogotá, Melgar y Paipa.

"Desde el inicio de esta administración hemos adoptado la política de realizar auditorías permanentes a todas las entidades que conforman el sector Defensa y esta será una disciplina que no se modificará porque estamos comprometidos en un mejoramiento continuo de la gerencia pública para el buen gobierno en la que no se tolerará la corrupción, ni los malos manejos", dijo Rivera.

El Club Militar, adscrito al Ministerio de Defensa, tiene cerca de 27 mil socios, oficiales de las Fuerzas Militares, de los cuales recibe 15 mil millones de pesos cada año, si se suman las afiliaciones en sus tres sedes (Bogotá, Melgar y Sochagota); Asimismo recibe otros 15 mil millones de particulares.

"Nuestro propósito es que el Club Militar se convierta en un establecimiento moderno, que ofrezca servicios de calidad que puedan disfrutar todos los oficiales de la Fuerza Pública y que además den garantía de excelencia en la administración", afirmó el alto funcionario.