Dos nuevas demandas contra el Código de Policía ante la Corte Constitucional

El Centro de Estudios DeJusticia le pidió al alto tribunal que declare inconstitucional varios artículos que ponen en riesgo la intimidad de las personas.

En los próximos meses la Sala Plena de la Corte Constitucional deberá iniciar el estudio de una serie de demandas presentadas en contra de varios artículos del Nuevo Código de Policía que inició a regir este lunes 30 de enero. Varios congresistas, organizaciones de derechos humanos y centros de estudios jurídicos han presentado acciones jurídicas por lo que consideran una “carta blanca” a la Policía para abusar de su autoridad.

La mayoría de las demandas hace referencia a que se le están dando herramientas a los uniformados para que “hagan lo que quieran” en contra de la ciudadanía, la cual no podrá defenderse. Pese a que los altos mandos de la Policía han rechazado estas acusaciones, los demandantes consideran que se está legalizando el abuso policial y la extralimitación en su accionar.

En los últimos días el centro de estudios DeJusticia presentó dos nuevas demandas en contra de varios artículos que consideran violan la intimidad de las personas por parte de la Policía. “El Código carece de normas más específicas para controlar el poder especial. Todos los colombianos y colombianas vamos a estar expuestos a un régimen de rastreo sin controles”, precisó el director de DeJusticia, César Rodríguez.

Para el abogado el Nuevo Código de Policía le da vía libre a las acciones de "monitoreo indiscriminado" puesto que fija las herramientas para que la Policía ejerza un a vigilancia masiva en contra de todos los ciudadanos. Considera que como están las cosas las personas solamente estarían seguras dentro de sus casas, puesto que al poner un pie en la calle pueden ser objeto de cualquier tipo de seguimiento.

Debido a esto pide que se declare inconstitucional el artículo 32 del Nuevo Código. Frente al artículo 139 considera que este pone punto final a la necesidad de una orden judicial para realizar interceptaciones ilegales a las líneas telefónicas de todos los ciudadanos. "Comunicaciones entre familiares y amigos pueden ser monitoreadas", agregó Rodríguez quien considera que se debe continuar ejerciendo un control y protocolo sobre estas acciones.

Finalmente, el también columnista de ElEspectador reseña que se modifica sustancialmente el uso de los medios tecnológicos que son de propiedad privada y pública. Este cambio tiene que ver con la utilización de los respectivos elementos para obtener información. "Cambia la naturaleza de los datos personales captados por sistemas de video vigilancia públicos y privados para volverlos datos públicos".

En contra del Nuevo Código de Policía se han radicado cerca de 50 demandas en la Corte Constitucional. La mayoría de ellas tiene como factor común la vulnerabilidad que tendrán los ciudadanos frente a los artículos establecidos en la nueva normatividad.