"Ejército suministró armas para entrenamiento de paramilitares": Yair Klein

"Uno de los que estuvo involucrado en ese grupo fue luego con el tiempo presidente de Colombia", precisó.

Vía teleconferencia desde Israel, el miliciano Yair Klein explicó de manera detallada la forma en cómo inició el proceso de entrenamiento a los nacientes grupos de paramilitares que llevó a la conformación de las llamadas Autodefensas Unidas de Colombia. 

Ante magistrados del Tribunal Superior de Bogotá, Klein aseguró que todo el entrenamiento fue conocido y avalado por el Ejército Nacional, que prestó una de sus bases para realizar la adaptación de lo que llamó modelos de lucha.

Pese a las preguntas de los magistrados, el catalogado mercenario israelí no dio la ubicación exacta del lugar donde se entrenaron los paramilitares, sin embargo señaló que todas sus acciones eran conocidas por el Ejército Nacional.

Ante esto fue claro y reiterativo en señalar que fue el Ejército el que “suministró” y estuvo pendiente para proveer las armas y otros elementos que él solicitó para realizar los entrenamientos los cuales tuvieron una duración de tres semanas, indicando que estuvo en Colombia en cinco oportunidades.

“El Ejército fue en busca de seguridad ante estos grupos (paramilitares) para seguir adelantando sus operaciones”, aclaró Klein, precisando que la mayoría de entrenamientos estuvieron dirigidos a adoptar misiones de defensa y ataque con el fin de fortalecer a esos hombres armados en diferentes técnicas.

Ante esto señaló que las operaciones se hicieron con “un carácter civil y urbano”, indicando que debido a la exigencia del entrenamiento y a la forma en que se hizo se les acabó rápidamente con las municiones, por lo que el Ejército fue el encargado de proveer dichos herramientas, además del armamento y equipo.

"Lo único que puedo decir en que uno de los estuvo involucrado en ese grupo (de entrenamiento) fue luego con el tiempo presidente de Colombia", precisó Klein en su extensa explicación sobre la conformación y preparación de dichos grupos armados ilegales.

"Ustedes saben perfectamente quién es", respondió el mercenario ante la contrapregunta del magistrado, dando así punto final al tema, por lo que se prosiguió con otras preguntas relacionadas con su llegada al país para la realización de los entrenamientos.

Igualmente aseguró que existía un conocimiento por parte del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS. “No hay ninguna duda de que supieran que estaba entrenando paramilitares en Colombia”, indicó el mercenario, quien señaló que conoció de primera mano varios de los apoyos otorgados por el ya desaparecido organismo de inteligencia.

En repetidas ocasiones, Klein fue claro en manifestar que “de haber sabido lo que fue el desarrollo de estas organizaciones (AUC) no hubiera hecho ningún entrenamiento en Colombia”, por lo que pidió perdón por los daños y perjuicios ocasionados.

“Pude haber ocasionado daños y prejuicios a personas pues desconocía de carácter ilegal que iba adquirir estos grupos armados ilegales”, precisó Klein desde Jerusalén, ante las preguntas de los magistrados de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá.

En uno de los puntos que más generó preguntas por parte de los togados, fue el hecho sobre la financiación que se buscó para pagar por sus servicios con el fin de lograr la realización de los entrenamientos en Colombia. 

“Para esto el Ejército y el Ministerio de Agricultura decidieron vender ganado para lograr obtener mis servicios. Eso me obligó a estar en Colombia durante una semana más, esperando recibir el dinero correspondiente”, aseguró Klein quien responde dichas preguntas con la ayuda de un traductor.