Publicidad
Judicial 17 Jun 2013 - 11:44 pm

Fue elaborado en noviembre de 2012

El dictamen confidencial de la Superfinanciera sobre Fabricato

El Espectador revela las conclusiones de un reporte que detalla paso a paso las inconsistencias del inexplicable incremento de la acción de la textilera en el año 2011.

Por: Juan David Laverde Palma
  • 60Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/el-dictamen-confidencial-de-superfinanciera-sobre-fabri-articulo-428417
    http://tinyurl.com/k3a7jgl
  • 0
insertar
Alessandro Corridori, uno de los principales beneficiados con las acciones de Interbolsa.

Un informe de 114 páginas elaborado por la Superintendencia Financiera el pasado 23 de noviembre, es decir, tres semanas después de que fuera intervenida y liquidada la firma comisionista Interbolsa, constituye una de las evidencias con las que cuenta la justicia para probar cómo se infló la acción de la textilera Fabricato —fundada el 26 de febrero de 1920— en el mercado de valores y en qué momento la telaraña comercial de Alessandro Corridori terminó manipulando el precio de esta acción desde el año 2011, entre otras perlas del mayor escándalo financiero del país.

El Espectador conoció los resultados de esta inspección confidencial que hizo la Superfinanciera y que fueron utilizados por el procurador Alejandro Ordóñez para formularle cargos al superintendente, Gerardo Hernández, y a otros cinco altos funcionarios de esa entidad por no haber actuado a tiempo para prevenir el colapso de Interbolsa ni trasladar a las autoridades correspondientes las sospechas ciertas sobre la cadena de irregularidades detectadas en Fabricato y la comisionista. El reporte fue hecho por los inspectores Adiela Bohórquez, Óscar Hernández, Lizeth Rocha, Edna Peñuela y Claudia García Fajardo.

El período analizado por este informe confidencial es el comprendido entre enero y diciembre de 2011, es decir, el lapso en el que se produjo el súbito disparo de la acción de Fabricato. El 6 de enero de ese año el precio estaba a $26,6 y para el 29 de diciembre ya estaba en $84,5 pesos por acción. Un incremento inexplicable que estuvo apalancado en 246 sesiones bursátiles en las que se transó siempre la acción de Fabricato. Por eso, el informe, luego de analizar la historia financiera de Fabricato y su situación legal como emisora de valores sometida a la Ley de Quiebras, entre otras, concluyó “que no se encuentra soporte a la valorización del 214% que presentó la acción de Fabricato en 2011”.

Según el documento, el alza del precio se explica por la concentración presentada en la negociación de operaciones de contado por parte del italiano Alessandro Corridori y los inversionistas y empresas relacionadas con él, como Invertácticas, María Eugenia Jaramillo Palacios, Manrique y Manrique, P&P Investment, Lina María Barguil, Cromas S.A. y Barbex, “los cuales demandaron el 33% y vendieron un 23% del total de acciones transadas en el año, incurriendo posiblemente en la conducta indebida de mercado relacionada con la manipulación del precio”.

La Superfinanciera estableció una diferencia abismal en la valorización de las acciones del año 2011, que, en el mejor de los casos, era tremendamente sospechosa. Por ejemplo, como ya se dijo, la acción de Fabricato se valorizó un 214%, seguida por la del Éxito, con un incremento de 9%, y Ecopetrol, con apenas 2,8%. Dicho de otro modo, mientras la acción de un gigante empresarial como el Grupo Éxito apenas se valorizó 9%, extrañamente la de la textilera Fabricato, con todos sus problemas financieros, se multiplicó por más del 200%. A estos hallazgos habría que sumar que en 2011 el índice general de la Bolsa de Valores presentó una caída de más del 18%.

Uno de los antecedentes que se tuvieron en cuenta a la hora de realizar este documento es que desde el año 2000 Fabricato se acogió a la Ley de Quiebras, que obliga a la empresa a reestructurar el pago de sus deudas y a seguir ciertos lineamientos ordenados por el Estado. Se había suscrito un acuerdo para que en el año 2023 Fabricato pagara todas sus “culebras” e incluso se estimaba que para 2011 podía abonar a capital una suma de $7.597 millones. “No obstante lo estimado, a 13 de diciembre de 2011 capitalizó deudas por el orden de $41.553 millones, quedando un saldo por pagar de $2.184 millones, reduciendo en 10 años el plazo máximo de cumplimiento del acuerdo”.

En cristiano se diría que, a la par de la acción inflada, los dividendos simultáneos de Fabricato resultaron tan jugosos que, al parecer, todos salieron ganando. En el informe se sostiene que en 2011 se celebraron 28.139 operaciones de compraventa de la acción de Fabricato, a través de las cuales se transaron $27.577 millones de acciones de esa compañía. Las transacciones de las operaciones de contado alcanzaron a ser de aproximadamente $1,6 billones. “Para 2011 el total de inversionistas que compraron o vendieron acciones de Fabricato fue de 4.252”.

El reporte es más específico. Según reseñó, en 2011 Alessandro Corridori se constituyó como el principal comprador de acciones, llegando a controlar casi el 18% de Fabricato y vendiendo, al mismo tiempo, el 15% de su participación en unas movidas bursátiles no del todo claras. Paralelo a esto se constató la existencia de ocho inversionistas relacionados con Corridori, así como relaciones comerciales respaldadas con pagarés cuya garantía eran acciones de Fabricato y de Odinsa. Esta última firma fue la ganadora del millonario contrato para construir el aeropuerto internacional El Dorado.

Para el año 2011 Corridori representó entre sus acciones y las de sus socios, como Manrique y Manrique, María Eugenia Jaramillo y otros, más de 2.100 millones de acciones de Fabricato, que equivalían al 47% del total de las mismas, lo cual le dio un margen de maniobra para disponer de ciertas orientaciones que hoy indaga la Fiscalía en el descalabro de Interbolsa con los repos de Fabricato. En el informe conocido se deja constancia de que los socios de Corridori poseían relaciones comunes y pertenecían a los 20 principales accionistas reportados que transaron la acción con porcentajes altos de participación. Algo así como la tercera parte del total negociado.

Al constatar ese escenario, la conclusión de la Superfinanciera fue inequívoca: estas movidas de Corridori y sus socios podrían “haber afectado la libre formación del precio de la especie (acción) de Fabricato durante el año 2011”. Las gráficas resultaron contundentes, así como las proyecciones y las cuentas que no cuadraban; el irregular comportamiento de la acción de Fabricato quedó en evidencia y esta eventual manipulación tiene en serios aprietos a Corridori y a otras 15 personas a quienes la Fiscalía les imputará cargos el próximo 24 de junio en los juzgados de Paloquemao en Bogotá.

Entre los citados a la diligencia se encuentran Rodrigo Jaramillo, presidente de Interbolsa S.A., y la socia de Corridori, María Eugenia Jaramillo Palacios. Entre tanto, Juan Carlos Ortiz, gestor del polémico Fondo Premium de Curazao, a donde fueron a parar US$174 millones vía Interbolsa, busca acercamientos con las víctimas del desfalco. Su exsocio en esta empresa, Tomás Jaramillo —hijo de Rodrigo—, también anda colaborando con la Fiscalía para estructurar un eventual acuerdo. Muchos cabos sueltos tendrá que atar la justicia para endilgar responsabilidades. De lo que no hay duda es de que se manipuló la acción de Fabricato.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Reforma obliga al vicepresidente a renunciar un año antes para aspirar a presidencia
  • Madre denuncia a su hijo por tener plantas de marihuana en su casa en Costa Rica

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio