Publicidad
Judicial 11 Abr 2013 - 12:09 am

Fue denunciado ante la Corte Suprema

El 'pacto cristiano' que enreda a Roy Barreras

Hace tres años el hoy presidente del Senado firmó un acuerdo con una comunidad religiosa en donde se comprometió a no apoyar el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Por: Juan David Laverde Palma
En Twitter: @jdlaverde9
  • 2917Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/el-pacto-cristiano-enreda-roy-barreras-articulo-415240
    http://tinyurl.com/d4afjwz
  • 0
  • 171
insertar
El senador Roy Barreras. / Archivo

Un acta de compromiso que firmó el congresista Roy Barreras el 16 de enero de 2010 con el pastor cristiano Jhon Milton Rodríguez, en calidad de presidente de la Asociación de Ministros Cristianos del Valle, podría poner en aprietos al hoy presidente del Congreso. El documento se firmó en plena recta final para las elecciones al Senado de marzo de 2010 —en las que Barreras obtuvo más de 83 mil votos— y, básicamente, establecía unos acuerdos de mutuo beneficio en los que el político vallecaucano se alineaba con las directrices de esta comunidad religiosa. (Vea el documento firmado por Roy Barreras)

El documento, conocido por El Espectador, detalla los puntos del pacto suscrito entre el Comité Político de Misión Paz a las Naciones, liderado por Rodríguez y otros pastores, y los entonces candidatos al Senado y la Cámara de Representantes, Roy Barreras y José Luis Arcila, respectivamente. En el acta se lee que “es necesario comprometernos a ejecutar proyectos para el bien de nuestra sociedad” y, por esa razón, se hizo énfasis en promover el Centro Internacional de Desarrollo Social (CIDS), una iniciativa de esta feligresía que incluye un centro universitario, un colegio, una academia de artes y hasta un banco de alimentos para la población vulnerable del Valle.

Lo grave fueron los compromisos a los que accedió Barreras. En total, cuatro. El primero rezaba que debía apoyar “la consecución de recursos para el desarrollo y la construcción del proyecto CIDS”, así como la activación de cada una de las entidades que allí funcionaran, como la universidad y otros proyectos de desarrollo social. El cuarto punto también le pedía apoyo al entonces representante a la Cámara que aspiraba al Senado para que respaldara los procesos de elección popular de candidatos de Misión Paz a las Naciones en los concejos de Cali y Yumbo, así como en la Asamblea.

Lo más sustancioso del acuerdo fueron los puntos dos y tres. Barreras se comprometió “en la promoción del desarrollo y respeto por la familia como Dios lo ha establecido, es decir, a no promover ni apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni la adopción de niños por parte de estas parejas, ni el apoyo a la dosis personal de drogas o la ley del aborto”. Más allá de las predecibles peticiones de esta congregación cristiana sobre su posición conservadora de la sociedad, en otro punto del acta los candidatos aceptaron que “con el fin de impulsar el desarrollo de los proyectos comprometidos”, como mínimo, dos integrantes de la comunidad religiosa debían ingresar a las Unidades de Trabajo Legislativo de ellos.

Como contraprestación, el Comité Político Misión Paz debía organizar reuniones con los dos mil líderes más representativos de la congregación en los ámbitos nacional e internacional, “internamente difundir la propuesta de los candidatos Roy Barreras y José Luis Arcila”, apoyar el proceso de votación con un mínimo de 60 personas como testigos electorales y, por último, “concientizar, enseñar y capacitar a nuestros miembros y así generar la cultura del voto”. El pacto político fue firmado por Barreras, Arcila, los pastores Jhon Milton Rodríguez, Betty Lugo Rivas y seis líderes religiosos más. Hoy, dicho acuerdo está siendo analizado en la Corte Suprema de Justicia.

Aunque no es extraño que un dirigente político en campaña prometa a diestra y siniestra para ganar adeptos, sí resulta exótico que se firmen documentos sobre sus juramentos electorales. El Espectador conoció que la semana pasada el pastor de la Iglesia Metodista Misionera de Colombia, Luis Ernesto Correa Pinto, le pidió a la Corte Suprema de Justicia que investigara a Roy Barreras por este acuerdo que, en su criterio, no es otra cosa “que la compra de conciencias” a cambio de puestos o proyectos. “Con sus ofrecimientos este congresista corrompió los corazones de sus electores y, además, incumplió sus votos cristianos al promover una ‘besatón’ en el Congreso y otras posturas sobre el matrimonio homosexual y el aborto”, señaló Correa Pinto.

La denuncia es por el delito de fraude o engaño al sufragante pues, según el pastor Correa, “Barreras incumplió el compromiso que hizo con la iglesia firmante en el documento base de la queja” y “al ofrecer cargos en su Unidad Legislativa para que votaran por él, incurrió en corrupción al elector, pues la dádiva prometida es nada más y nada menos que vincularlo a la nómina por cuatro años”. El pastor Correa adjuntó varias publicaciones de prensa en donde se registraron posturas liberales de Barreras, como su respaldo a la despenalización total del aborto o su apoyo a los matrimonios de parejas homosexuales.

Distintos pastores del país consultados por El Espectador sostienen que Roy Barreras, hoy por hoy, tiene como la tuvo en su momento Álvaro Uribe una encrucijada en el alma. Por un lado están las manifestaciones públicas de Roy Barreras en el Congreso o en los medios de comunicación, en donde se ha mostrado como un progresista; y, por el otro, está el pacto que firmó con su colega, el también congresista Juan Luis Arcila, el 16 de enero de 2010, en el que se comprometió sin mayor rodeo a promover “el respeto por la familia desde una visión cristiana”. Ante sus declaraciones liberales, un sector cristiano que lo apoyó y del que se dice que le puso varios miles de votos, anda muy molesto con Barreras.

Al tiempo que cursa la demanda en la Corte Suprema y se evalúa si el presidente del Senado se excedió en sus promesas de campaña, El Espectador contactó al pastor cristiano Jhon Milton Rodríguez, con quien se firmó el acuerdo. Según dijo, su feligresía está muy atenta al desarrollo del debate sobre matrimonios de parejas homosexuales y espera que Barreras “honre los compromisos que pactó y que está obligado a cumplir”. Asimismo, explicó que en la campaña de 2010 un amigo en común los presentó y que el estilo de su iglesia es que antes de apoyar a cualquier político, “se debe coincidir en los valores establecidos por Dios en su palabra y eso fue lo que Roy Barreras firmó”.

Advirtió que si Barreras vota favorablemente el matrimonio gay “nos vamos con todo” y que la sanción social en su contra sería inevitable por no haber respetado a su electorado. El pastor resaltó que aunque Barreras promovió una ‘besatón’ y habla abiertamente en favor del aborto, “lo que importa en últimas es cómo vota”, y es allí en donde están vigilantes varias comunidades cristianas que observan, preocupadas, que su “oveja se estaría descarriando”. Según Jhon Milton Rodríguez, no se cumplió el compromiso de la UTL, porque buena parte de los votos de Roy Barreras se obtuvieron en Bogotá, y en el proyecto CIDS el congresista facilitó procesos académicos y no recursos financieros.

Sobre el tema del matrimonio homosexual, los ánimos están más caldeados que nunca. La semana pasada hubo trifulca en el Congreso y Barreras ordenó aplazar el debate hasta el 17 de abril, razón por la cual el senador Armando Benedetti lo fustigó, señalando que los tiempos ya no daban y que el proyecto de ley se hundiría en esta legislatura. “La peor barrera del Congreso es Roy Barreras”, resaltó Benedetti, quien insistió: “Si encajona el proyecto otra vez vamos a demostrar que el Congreso es retardatario”. En su defensa, el presidente del Senado dijo que ordenó suspender el debate porque no iba a permitir comportamientos inaceptables como la gresca de la semana pasada.

Este diario consultó a Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, quien expresó que la sorprendió que el debate se hubiera aplazado, pero que estaba convencida de que Barreras “apoya la inclusión de las minorías y siempre ha respaldado los derechos sexuales y de las mujeres”. El abogado y activista Germán Rincón Perfetti declaró que Barreras tiene el deber legal de incluir el tema de los matrimonios homosexuales en la agenda y que si él abre un espacio de discusión como el de la semana pasada, “los activistas no se deben sacar con guardaespaldas”, dijo en referencia a lo ocurrido con Daniel Sastoque en el Congreso.

El Espectador consultó además a un abogado penalista sobre los eventuales alcances del pacto firmado por Barreras. En principio sostuvo que aunque ve gaseosa una eventual acusación en contra del senador por sus ofrecimientos, sí reprochó esta bochornosa práctica para garantizar votos y explicó que podría constituirse un constreñimiento al elector, ya que este tipo de compromisos no es otra cosa distinta que un ‘amarre’ de los votos. Al mismo tiempo concluyó que los testigos electorales suelen ponerlos los partidos políticos y, en ese contexto, esa congregación religiosa ofició como veedora de los votos que otros feligreses le pusieron a Barreras en el Valle.

En contraste, Roy Barreras le dijo a El Espectador que esta denuncia lo que busca es ponerle una presión indebida al Congreso sobre “un asunto que ni siquiera se ha votado aún”. Aunque no anticipó el sentido de su voto, señaló que votará en el marco de un Estado laico y que su equipo de asesores está revisando cómo conciliar el matrimonio de parejas del mismo sexo sin que eso implique que puedan adoptar (ver entrevista). Por ahora, la Corte Suprema evalúa la denuncia en su contra.

 

Responde el senador Roy Barreras ‘Es presión indebida’ 

 

¿Cómo interpreta la denuncia que presentó un pastor en su contra por, supuestamente, incumplirles a los cristianos? 

Lo entiendo como una expresión política, pero que no tiene que ver con mis principios y valores. Quiero recordar que la votación no se ha producido y que esas votaciones se producen es en un Estado laico, no debería inclinarse por creencias personales independiente de que las tenga o no. A uno no lo pueden denunciar por la forma como piensa en asuntos religiosos y éticos. Una denuncia así es una presión indebida sobre el Congreso y, además, innecesaria. 

¿En qué marco se dio su acuerdo con las iglesias cristianas?

Con las iglesias cristianas tengo muy buena relación y me condicionaron para permitirme acceder a sus espacios y exponer mis ideas, que ratificara los principios éticos y morales que yo compartiera con ellas.

¿Pero no resulta problemático que usted, de antemano, acepte no participar en ciertos debates?

Es una posición política. No tengo inconveniente en comprometerme con aquello en lo que estoy de acuerdo. 

Usted dice que la denuncia en su contra es innecesaria, ¿por qué?

Ahora mismo me estoy asesorando sobre cómo hacer jurídicamente compatible la convicción de que los derechos civiles de las parejas homosexuales pueden ser respetados sin que ello afecte mi convicción de que los niños tienen derecho a tener un padre y una madre. 

Pero en el documento que usted firmó se comprometió a no promover el matrimonio homosexual.

Es que el cumplimiento o no sobre una convicción, que para ellos es religiosa y para mí laica, sólo ocurrirá en la votación y esa votación no ha ocurrido. Es que quiero resaltar que esta es una presión indebida y, además, denunciar a un congresista por un voto que ni siquiera se ha producido es absolutamente inaceptable.

El acuerdo incluye que usted tampoco promovería el aborto o la dosis personal. ¿Cuál es su postura hoy?

En el Congreso me opuse a la penalización de las mujeres que se ven obligadas a abortar en los tres casos que determinó la Corte Constitucional. No promuevo ninguna dinámica en favor del aborto, siempre es indeseable y debe evitarse. Así como tampoco promuevo el consumo de sustancias alucinógenas en ninguna dosis. Creo en la despenalización del consumo de esas sustancias, no en la legalización de la dosis mínima.

La denuncia señala que usted ofreció puestos a cambio de votos. ¿Qué responde?

Es una pretensión absurda. Los congresistas nombramos a los asesores que queramos, que trabajen los temas que nos interesan. Nunca les pedí que votaron por mí y no creo que lo hayan hecho.

 

 

 

‘Lo escrito, escrito está’: pastor Jhon Milton Rodríguez

¿Cómo se dio esa reunión y cómo surgió el compromiso con el senador Roy Barreras?

Un amigo en común nos relacionó y es nuestro estilo y compromiso con la sociedad que antes de que una persona con proyectos de gobierno pueda expresar sus ideas, debe mostrar coincidencia con los principios y valores establecidos por Dios en su palabra y la colombiana. Eso fue lo que el senador Roy Barreras firmó.

¿Le ha incumplido Barreras a la feligresía cristiana promoviendo la besatón en el Congreso o por sus posturas públicas con respecto al matrimonio gay, la dosis personal de drogas o el aborto?

El cumplimiento o incumplimiento se ve en la forma de votar. Hay que esperar antes de hablar de incumplimiento. Lo demás son percepciones y es entrar en terrenos especulativos. Hasta ayer el senador se ha comprometido a honrar su palabra.

 ¿Les colaboró Barreras con la consecución de recursos para el proyecto CIDS?

El proyecto ha tenido el acompañamiento del senador en facilitar procesos conceptuales, académicos y procedimentales. En ningún momento el compromiso ha sido de recursos económicos.

¿Por qué finalmente no se concretó que dos personas de la Misión de Paz de Naciones entraran a la Unidad de Trabajo Legislativo de Roy Barreras?

Aún no se ha dado porque creo que el caudal de votación mayor (de Barreras) fue por fuera del Valle del Cauca.

El denunciante contra Barreras, el pastor Luis Ernesto Correa, sostiene que hubo corrupción al sufragante por parte del senador al prometer esos cargos en su UTL y la consecución de recursos para el CIDS. ¿Qué opina usted?

No nos sentimos así. Las respuestas anteriores son claras.

¿Cuántos votos considera usted que la Asociación de Ministros Cristianos del Valle pudo ponerle a Barreras para su elección en 2010?

No podemos asegurar cuántos votos. De hecho, el senador no pidió votos, sino sólo un espacio para expresar sus ideas de gobierno.

Al margen de la controversia, lo cierto es que Barreras no puede negar su compromiso con ustedes en esa acta. ¿Es así?

Lo escrito, escrito está.

¿Qué pasaría si Barreras promueve con su voto el matrimonio homosexual?

Esperamos que eso no ocurra, porque su credibilidad con el electorado para un futuro seguramente quedaría muy afectada.

¿Considera usted que el hecho de que Roy Barreras haya dilatado tanto la discusión del matrimonio gay se explica por el compromiso adquirido con ustedes?

Creo que ha habido diversas circunstancias distintas al compromiso con nosotros.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 171
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio