La encrucijada de Char

El hoy alto consejero para las Regiones se suma a la lista de alcaldes y exalcaldes de grandes ciudades colombianas en la mira del Ministerio Público.

El Ministerio Público le abrió pliego de cargos a Char por supuesta participación indebida en política. / Archivo
El Ministerio Público le abrió pliego de cargos a Char por supuesta participación indebida en política. / Archivo

Con el pliego de cargos que le abrió la Procuraduría por supuesta participación en política, el exalcalde de Barranquilla y hoy alto consejero para las Regiones del presidente Juan Manuel Santos, Alejandro Char, se unió a la lista de importantes mandatarios y exmandatarios locales que se han visto bajo el escrutinio del Ministerio Público. Esa entidad ya ha sancionado al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas, por el carrusel de la contratación; al exalcalde de Cali Jorge Iván Ospina, por no cumplir con sus deberes como burgomaestre al no participar en una reunión del Consejo Municipal de Política Social que debía presidir, y al exalcalde de Medellín Alonso Salazar, porque, en su criterio, participó en política en 2011 cuando hizo unos señalamientos contra el entonces candidato a la Alcaldía de Medellín Luis Pérez.

A esto se suman varias investigaciones que la Procuraduría le lleva al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, por, entre otras cosas, supuestas irregularidades en la implementación de su esquema de recolección de basuras para la ciudad. En el caso de Char —de quien se especula sería una de las cartas de Cambio Radical para las elecciones al Congreso de la República—, se le investiga porque, de acuerdo con unos videos conocidos por el Ministerio Público, en 2010, cuando se desempeñaba como alcalde de la capital del Atlántico, apoyó al entonces candidato a la Presidencia Germán Vargas Lleras.

De acuerdo con ese órgano de control, Char acompañó a Vargas Lleras durante su gira por Barranquilla, caminó junto a él por el Paseo Bolívar de esa ciudad, se vistió con una camisa que decía “Vargas Lleras presidente” e hizo declaraciones en favor del candidato y su partido Cambio Radical, al que también pertenece Char. Todo esto, asegura la Procuraduría, fue grabado en video por cámaras del canal local Telecaribe.

Es por esto que la Procuraduría asegura que Char “posiblemente incurrió en indebida participación en política, ya que al acompañar al señor Vargas Lleras, la ciudadanía de Barranquilla podía percibir que el burgomaestre lo estaba apoyando en sus aspiraciones proselitistas, a pesar de estar expresamente prohibido por la Constitución (...) Sin reparo alguno, salió a caminar por el Paseo Bolívar de Barranquilla, no solo con el objeto de mostrarle la ciudad, sino para que la comunidad lo observara en su compañía, mientras el candidato hacía proselitismo político”.

Respecto a los señalamientos de la Procuraduría, el exalcalde de Barranquilla aseguró, en versión libre rendida el 17 de septiembre de 2010, que la caminata con Vargas Lleras “no constituyó un acto proselitista, ni fue un acto de partido o movimiento político, ni era una controversia política, ni era la inauguración de una obra pública, ni el inicio de un programa social de la Alcaldía de Barranquilla”.

E indicó que Vargas Lleras no fue al único al que acompañó en su visita a la capital del Atlántico. También lo hizo con los entonces candidatos presidenciales Sergio Fajardo, Antanas Mockus, Rafael Pardo y Juan Manuel Santos. Y agregó que a Gustavo Petro no lo pudo acompañar porque el entonces candidato por el Polo Democrático Alternativo canceló la visita que iba a hacer a Barranquilla. Char aseguró que todos ellos fueron recibidos “en igualdad de condiciones” y su conducta fue imparcial y transparente.

Pero la Procuraduría no estuvo de acuerdo con sus argumentos y estableció que sus afirmaciones no justificaban su modo de actuar, y que si actuó con los demás candidatos como lo hizo con Vargas Lleras, “esto solamente serviría para demostrar que la falta disciplinaria —que calificó como gravísima— se cometió en tantas ocasiones como acompañamientos efectuó”.

Por ello ordenó la apertura del pliego de cargos, a pesar de que en una primera instancia un procurador delegado había archivado la investigación contra Char. Ahora el alto consejero para las Regiones tiene menos de 10 días para presentar descargos o aportar pruebas para su defensa y entonces se iniciará el proceso formal.

De ser el popular exalcalde de Barranquilla, sucesor de Vargas Lleras en la dirección de Cambio Radical y uno de los consejeros estrella del presidente Juan Manuel Santos, podría pasar a engrosar la lista de sancionados por la Procuraduría de Alejandro Ordóñez, quien ya ha decretado varias muertes políticas.