'Estado debe asumir costos del traslado de cadáveres que estén por fuera de su ciudad natal'

Así lo advirtió la Corte Constitucional al tutelar los derechos fundamentales de la conciencia y libertad de cultos.

La Sala Plena de la Corte Constitucional determinó que debe ser el Estado el que asuma todos los costos referentes al proceso de traslado de un cadáver cuando sus familiares hagan el respectivo requerimiento con el fin darle sepultura en su ciudad de origen.

El alto tribunal tuteló los derechos fundamentales al de conciencia y libertad de cultos de una mujer que interpuso una acción judicial para realizar la exhumación del cuerpo de su esposo que murió en Villavicencio. El hombre fue sepultado en la capital del Meta por las autoridades locales.

Este hecho fue tutelado por la mujer quien argumentó que se le estaba vulnerando un derecho a darle cristiana sepultura en su lugar de origen, afectando así sus creencias religiosas y su tranquilidad como núcleo familiar.

En la tutela, presentada contra la EPS Caprecom y la Alcaldía de Inidíra (Guanía), se consideró que se hizo caso omiso a las reiteradas solicitudes para trasladar el cadáver de su pareja sentimental. El alto tribunal avaló los argumentos presentados por la accionante al considerar que se presentaron serias fallas por lo que se le vulneraron los derechos fundamentales.

“De un lado, se constató que esa entidad tuvo conocimiento de las solicitudes realizadas por la actora. Sin embargo, omitió informar a las autoridades de Villavicencio, lo cual era necesario para evitar el entierro del cuerpo en esa ciudad y coordinar el traslado del mismo hacia Inírida”, señala uno de los apartes de la sentencia.

Ante esto se le ordena a la Alcaldía que realice las gestiones presupuestales y administrativas necesarias para lograr la exhumación, el traslado y la inhumación del cadáver de Villavicencio a Inírida.