Corrupción en Colombia

Extinción de dominio a bienes de implicados en desfalco a los Juegos Nacionales de Ibagué

Las propiedades están avaluadas en 8.500 millones de pesos. Entre los bienes se encuentran lujosos apartamentos, oficinas, vehículos y cuentas bancarias.

La Fiscalía General y el Ejército Nacional adelantaron la ocupación de 157 bienes de implicados en el millonario desfalco a las obras de los XX Juegos Nacionales y IV Panamericanos que se iban a celebrar en la ciudad de Ibagué en el año 2015. Las propiedades están avaluadas en 8.500 millones de pesos.

El ente investigador informó que en el operativo conjunto fueron ocupados 12 bienes inmuebles, 20 vehículos, nueve sociedades y 116 cuentas bancarias. Estas propiedades pasarán a un proceso de extinción de dominio con el fin de recuperar los 11.500 millones de pesos que fueron dilapidados.

Entre los bienes incautados se encuentra un lujoso apartamento en el barrio Chicó en el norte de Bogotá “que habrían sido pagado con dineros que la empresa española Typsa recibió para la construcción de los escenarios deportivos”. Dicha corporación recibió parte de los contratos para la realización de escenarios deportivos en la capital del Tolima.

Según las pruebas recaudadas, dicho apartamento le fue “entregada a algunos de los supuestos cómplices de Orlando Arciniegas Lagos”, quien fungió como asesor de la Alcaldía de Ibagué y se le señala como el “cerebro” en el ofrecimiento de comisiones para garantizar la entrega de los millonarios contratos para las actividades deportivas.

Fue en ese apartamento, donde Arciniegas le exigió a un grupo de representantes de la empresa española que le entregarán un porcentaje del valor total del millonario contrato. En ese momento se pactaron los asuntos relacionados con la desviación de los dineros públicos. (Ver: Condenan a 36 años de prisión al "cerebro" del desfalco a los Juegos Nacionales de Ibagué)

Los operativos se adelantaron en Bogotá e Ibagué. Allí fueron ocupadas apartamentos y oficinas de la multinacional Typsa y algunas de sus filiales en Colombia. Mientras que en Paz de Ariporo y San Luis de Palenque en Casanare fueron ocupadas tres fincas que habrían sido adquiridas con el dinero del acto de corrupción.