Familia del joven grafitero le solicitó al Senado suspender ascenso del general Patiño

Argumentan que es necesario que se resuelva la situación jurídica del excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

En una carta enviada al presidente del senado, Juan Fernando Cristo, los padres del joven grafitero solicitaron que se suspenda provisionalmente el asenso del general Francisco Patiño, programado para el próximo martes 13 de agosto. (Ver Próximo martes Senado decidirá ascenso de general Francisco Patiño)

En la misiva se indica que es menester que se resuelva la situación jurídica del excomandante de la Policía Metropolitana, investigado por presuntamente conocer los hechos que rodearon la manipulación de la escena en donde murió el joven de 16 años. (Ver General Patiño se declaró inocente de acusaciones en caso grafitero)

"En la investigación que está realizando en la Fiscalía Sexta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia durante la etapa de indaga, así como por nuestro equipo de investigadores, es probable que por los indicios y material probatorio recaudado se haga una imputación de cargos contra el señor Brigadier Francisco Patiño Fonseca en los próximos meses", precisa uno de los apartes de la carta.

Para los padres de Diego Felipe Becerra considerar que de ser avalado el ascenso del oficial sería una "afrenta" a las víctimas, ignorando así los elementos materiales probatorios que se han recolectado en las investigaciones penales y disciplinarias sobre estos hechos que permiten inferir la responsabilidad del general en estas irregularidades.

"Sería una afrenta a nuestra condición de víctimas, que el tal citado General reciba por parte del Estado un reconocimiento a su trayectoria laboral, ya que la misma que está siendo puesta en tela de juicio por la agencia Fiscal del Estado, no por meras especulaciones, sino por acervo probatorio serio, recaudado en los últimos dos años. No se le puede mandar un mensaje equivocado a la ciudadanía, que ya ha tenido que presenciar como al margen del conflicto interno de nuestro país, la fuerza pública ha extralimitado su poder, degenerado esa, en un sin número de crímenes de estado", señalan.

En la carta de tres páginas, Gustavo Trejos y Liliana Lizarazo, padres del menor indican que el fiscal General, Eduardo Montealegre ha calificado este caso como un "falso positivo urbano" el cual se ha tratado de encubrir mediante la manipulación de los elementos materiales probatorios y presión a los testigos.

"(...) Por la presunta injerencia directa de uniformados bajo las ordenes de altos mandos de la Policía Metropolitana de Bogotá, para que se adulterara la escena del crimen y se hiciera un montaje para distraer la atención de los entes de investigación y de la opinión pública, queriendo hacer ver a nuestro hijo como un delincuente, atentado no sólo en contra de honra sino también la de nuestra familia", indican.

El pasado 25 de julio el alto oficial admitió ante el fiscal sexto delegado ante la Corte Suprema de Justicia que entregó dos de 100 mil pesos cada uno en un CAI de la Policía a la esposa de Jorge Narváez, el conductor de un bus de servicio público quien radicó una denuncia acusando a Becerra Lizarazo de ser el autor del robo al bus que él conducía.