En firme proceso contra Samuel Moreno por 'carrusel'

Una juez negó la solicitud de nulidad presentada por la defensa del exalcalde de Bogotá.

La juez 11 de conocimiento rechazó la solicitud para decretar la nulidad de una gran parte del proceso que se adelanta en contra del exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas por su presunta participación en el llamado ‘carrusel de la contratación’.

En su extensa intervención la funcionaria judicial manifestó que el fiscal de apoyo tiene todas las facultades y competencias constitucionales, legales y procedimentales para intervenir en este tipo de procesos por lo que no se exige de la presencia del titular o del fiscal general.

“Solamente es necesario que sea fiscal y que haya sido designado para este proceso nada más”, indicó la juez de conocimiento, quien anuló las pretensiones presentadas por la defensa del exmandatario distrital quien buscaba que se anulara todo lo actuado en este caso desde el pasado 31 de octubre.

Igualmente indicó que no se violó el debido proceso ni de defensa puesto que se debe tener en cuenta que pese a que Samuel Moreno Rojas fue alcalde de Bogotá no tiene fuero constitucional hecho por lo que en este tipo de actos puede actuar un fiscal delegado ante la Corte Suprema y su auxiliar. 

“Por mandato constitucional los funcionarios de la Fiscalía tiene competencia en todo el territorio nacional”, indicó la administradora de judicial al indicar que desde el principio de este proceso el fiscal Jaime Alonso Zettien fue designado para intervenir en este caso llamando la atención que ya en dos oportunidades ha sido cambiado el fiscal titular de esta investigación.

Esta decisión fue apelada por la defensa de Moreno Rojas por lo que será la Sala Penal del Tribunal del Superior de Bogotá el que defina si acepta o no el recurso de nulidad presentado.

“Yo quiero aclarar que esto no es un acto dilatorio, estamos haciendo uso de los derechos que nos consagra la ley para impugnar las decisiones”, explicó el jurista.

El exalcalde de Bogotá es procesado por su presunta participación en los delitos de cohecho, concusión, peculado por apropiación a favor de terceros e intereses indebido en la celebración de contratos.

Por estos hechos se encuentra cobijado con medida de aseguramiento desde septiembre de 2011 en la Escuela de Carabineros.