Fiscalía solicitó precluir investigación contra cuatro procesados por robo de avioneta

El próximo 8 de febrero el juez definirá si archiva o no.

Ante el juez 30 de conocimiento, la Fiscalía General solicitó la preclusión del proceso que se adelanta en contra de cuatro personas por su presunta participación en el robo de una avioneta del Hangar de la empresa Horizontal de Aviación en el aeropuerto Eldorado en hechos registrados en marzo del año pasado.

La aeronave propiedad de la empresa Aerocapital, partió en la madrugada del pasado 18 de marzo delaeropuerto Eldorado y se extravió después de pasar por el Urabá antioqueño.

En su argumentación, el representante de la Fiscalía indicó que no se pudo comprobar la participación de Santiago Fernández, Jorge Estrada, María Hincapié y Alejandra Rúa Álvarez en el plan para robar la aeronave de matrícula HK-4406.

Esta solicitud fue avalada por la representante del Ministerio Público quien manifestó que estas personas abordaron el vuelo para viajar a Honduras porque creyeron en la petición de Jorge Estrada”, quien sería el piloto de la aeronave.

En este sentido señaló que llama la atención el hecho de que los procesados presentaran documentos originales y presentaron todos los documentos originales exigidos para abordar la aeronave creyendo que iba a ir a una fiesta en el país centroamericano.

“¿Quién va a participar en el robo de una avioneta y se presenta con documentos originales?”, precisó el abogado de los imputados, quienes son procesados por los delitos de hurto agravado y falsedad en documento público, cargos que no aceptaron.

El próximo 8 de febrero el juez de conocimiento definirá si acepta o no la solicitud presentada por la Fiscalía General. 

El caso

Las cuatro personas fueron capturadas en mayo del año pasado en Medellín, después de que las autoridades los identificaran en los los videos de seguridad del aeropuerto Eldorado de Bogotá y a varios seguimientos a funcionarios de la empresa aérea.

Las diligencias, realizadas en la ciudad de Medellín, permitieron la detención de un comerciante y tres estudiantes (dos de los cuales son mujeres de 23 y 24 años), y quienes hacían las veces de pasajeros del vuelo que ese día se perdió de los radares de la Aeronáutica Civil.

Según la investigación, un despachador de la empresa Aerocapital, a la cual estaba adscrita la aeronave, solicitó autorización para despegar con itinerario tipo charter con destino a la Isla de Roatán, en Honduras.

Ese día ingresaron al aeropuerto dos vehículos, uno de ellos con el citado funcionario de la empresa privada y los cuatro pasajeros hoy capturados, en tanto que en el otro automotor se movilizaban los dos pilotos del HK-4406, quienes abordaron inmediatamente sin ser identificados plenamente en plataforma.

La Policía estableció que no se trata de los tripulantes oficiales del avión de Aerocapital, quienes fueron suplantados por los individuos que el 18 de Marzo se encargaron del vuelo.

La aeronave salió de los hangares a las 4 y 15 minutos de la mañana de ese día, yuna hora después desapareció de los radares a la altura del municipio de Carepa, en el departamento de Antioquia. Posteriormente el aparato fue interceptado por un avión plataforma de la Fuerza Aérea Colombiana, el cual lo siguió hasta el meridiano 80, donde el monitoreo fue entregado a las autoridades hondureñas.

Las autoridades ya iniciaron los trámites necesarios ante la Oficina Central de Interpol para la expedición de circular azul contra el piloto, el copiloto y el despachador, quienes de acuerdo con las labores de investigación se encuentran fuera del país.

Este caso que evidenció un desorden administrativo mayúsculo en el funcionamiento del aeropuerto de la capital del país, sólo ha dejado señalamientos y ningún responsable.

Un número largo de autoridades no han dejado en claro quién responde por un hecho tan bochornoso como que una avioneta logre despegar de Bogotá, aterrice en Urabá y luego se pierda en Centroamérica.

La Aeronáutica Civil confirmó la desaparición de un avión que se encontraba en uno de los hangares privados del aeropuerto Eldorado, sin embargo manifestaron que "es muy extraño que a uno se le pierda un avión y se dé cuenta tres días después", dijo Santiago Castro.

La Policía Nacional adelantó una detallada investigación sobre este episodio y tiene bajo la mira a algunos funcionarios de la empresa propietaria de la aeronave.