Giorgio Sale, a juicio

Por enriquecimiento ilícito, al supuestamente blanquear dineros de los paramilitares.

El empresario italiano Giorgio Sale irá a juicio por los delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir. Un fiscal de la Unidad de Lavado de Activos expidió resolución de acusación y llevará al extranjero ante un juez para determine si es culpable o inocente.

Sale se encuentra desde febrero detenido en La Picota y es investigado por el delito de "lavado de activos en concurso con porte de estupefacientes, por haber circulado dinero entre Colombia y Europa producto de tráfico de estupefacientes en diferentes modalidades".

De acuerdo con el ente de investigador, las "operaciones ilegales" por medio de las empresas Made in Italy, Vineria Italiana y L'enoteca. El empresario también fue investigado por sus presuntos vínculos con el extraditado cabecilla paramilitar Salvatore Mancuso.

Dentro del mismo proceso, el fiscal instructor precluyó a Sale la investigación por el delito de tráfico de estupefacientes, teniendo en cuenta que por los mismos hechos cumplió condena en Italia. (Ver El socio de Mancuso)

Ante diversas peticiones de la defensa, la Fiscalía negó la suspensión de la detención preventiva, así como su sustitución por detención domiciliaria y mantuvo la medida de aseguramiento de detención preventiva sin beneficio de excarcelación.

Sale fue detenido en Colombia, tras su regreso de Italia, donde pagó una pena de cuatro años.  El italiano se hizo famoso en el país luego de que en medio del choque entre el expresidente Álvaro Uribe Vélez y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, se cuestionó públicamente que siendo un hombre en la mira de las autoridades por sus nexos con la mafia tuviera tan buenas relaciones con los magistrados, al punto de recibir regalos de su parte.