Implicados en caso Londoño habrían planeado otro atentado

Esto se pudo constatar en el proceso de seguimiento e interceptación a 12 líneas celulares.

Ante el juez 27 de garantías, un fiscal de la unidad antiterrorismo le imputó los delitos de homicidio agravado con fines terroristas, tentativa de homicidio, concierto para delinquir, terrorismo, utilización de menores para actos delictivos y porte fabricación y uso de las fuerzas militares a cuatro implicados en el atentado contra el exministro Fernando Londoño Hoyos.

En su intervención la Fiscalía consideró que Nelson Aguirre 'alias Chapu', Fernando Collazos 'Alias Fifi', Cesar Augusto Gómez 'Alias Bigotes', y Ulises Castellanos Beltrán 'Alias Apú' participaron activamente en la planeación y ejecución en el atentado contra el exfuncionario el pasado 15 de mayo en el norte de Bogotá.

En este sentido indicó que dentro de la investigación se estableció que las personas involucradas habrían recibido entre mil y mil doscientos millones de pesos para el atentado, el cual sido planeado y ejecutado por tres organizaciones criminales del departamento del Valle y Bogotá, quienes habrían trabajado de forma conjunta.

Igualmente durante la audiencia, el representante del ente investigador indicó que debido a esas interceptaciones telefónicas se puedo encontrar que al parecer las personas capturadas estarían planeando otro atentado similar sin embargo no dio más detalles.

El atentado

En una compleja intervención, un fiscal de unidad antiterrorismo presentó la forma en cómo un grupo de personas prepararon y ejecutaron el atentado contra el exministro del Interior, Fernando Londoño el pasado 15 de mayo en el norte de Bogotá.

Por medio de la identificación e individualización de 12 líneas telefónicas y su posterior interceptación se logró establecer la forma en cómo estás personas ejecutaron el plan el cual fue preparado por bandas delincuenciales en Bogotá y Cali.

En el análisis de los datos de comunicación se logró establecer que 12 de las líneas celulares que operaron en el sector de los hechos el día del atentado habían sido comprados el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar.

Ante esto se pudo establecer además una continuidad de llamadas entre estos las cuales aumentaron dos días anteriores a los hechos y se dejaron de utilizar una o dos horas después de que explotó la bomba instalada en el vehículo del exministro del Interior y en el cual fallecieron dos de sus escoltas de manera inmediata.

En la investigación adelantada en conjunto por la Dijín, el Gaula de la Policía y la Fiscalía se pudo establecer que uno de los celulares era utilizado por un menor de edad de 16 años identificado con el alias de 'Carne' quien es señalado por las autoridades como la persona que vestido con una bata blanca y una peluca con shakiras ubicó la bomba en la camioneta blindada en la que se movilizaba Londoño.

La identificación de esta persona se logró gracias a la recolección de testimonios de testigos directos e indirectos, así como el análisis de cámaras de seguridad del sector de Chapinero en el cual se lograron identificar todos sus movimientos.

Igualmente, por medio de la interceptación y seguimientos de las llamadas telefónicas se pudo establecer que desde el 27 de abril hasta el 15 de mayo se hizo un seguimiento minucioso a los movimientos de Londoño Hoyos, en el cual se pudo establecer las rutas que tomaba desde su residencia hasta las oficinas de Radio Super, donde realizaba su programa la hora de la verdad todas las mañanas de lunes a viernes.

En este sentido la Fiscalía indicó que estas personas habrían sido las responsables de avisar a sus compañeros sobre los movimientos del exministro con el fin de hacer el cálculo para ejecutar el plan.

El ingreso de la bomba

Según la investigación, se pudo determinar que el nueve de mayo la bomba llegó a Bogotá desde Cali, en donde la banda comandada por alias 'Bigotes' le pagó a un conductor de servicio público para que la transportara en un trasteo.

Una vez en la capital de la República, la fonda fue recogida por tres hombres subcontratados por 'Bigotes' para que la llevaran al barrio Perdomo en el sur de Bogotá.

Por seis días la bomba fue preparada en una residencia, desde la cual también se registraron varias llamadas a las 12 líneas identificadas por las autoridades.

En la mañana de los hechos, dos personas vestidas con oberoles azules recogieron la bomba en el lugar, así lo manifestó un testigo que está bajo la protección de las autoridades.

Poco tiempo después la bomba le fue entregada a alias 'Carne' quien durante todo ese día recibió varias llamadas a los dos teléfonos celulares que tenia en su poder.