Imputación por prevaricato a juez de San Martín (Meta)

Humberto Pérez Beltrán había sido condenado a 13 años de prisión por homicidio en julio de 1998.

Por el delito de prevaricato por acción, el juez promiscuo de San Martín (Meta) recibió imputación por parte de la Fiscalía General de la Nación.

El juez Gildardo Leonidas Amézquita Baldión decretó la prescripción de la acción penal en favor de Humberto Pérez Beltrán, quien había sido condenado a 13 años de prisión por homicidio en julio de 1998, a pesar de que hasta la Corte Suprema de Justicia consideró que la condena era adecuada.

Por tal motivo, un Fiscal delegado ante el Tribunal Superior de Villavicencio formuló imputación al funcionario judicial por su presunta responsabilidad en el citado delito.

El 14 de abril de 2002, el juez Amézquita había proferido sentencia absolutoria y la Fiscalía apeló coadyuvada por la parte civil y el Ministerio Público. El Tribunal Superior de Villavicencio revocó el fallo absolutorio y condenó al procesado a 13 años de prisión. Más tarde, la Corte Suprema respaldó la decisión y no casó la petición de la defensa.

Sin embargo, Amézquita declaró prescrita la acción, hecho que causó la investigación penal actual.