Información sobre magistrados era "requerida por el presidente de la República"

Así lo indicó el explicó el exdirector de inteligencia del DAS, Fernando Tabares.

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia el exdirector de inteligencia del DAS, capitán Fernando Tabares Molina aseguró que en septiembre de 2007 asistió a una reunión con la entonces directora del organismo de inteligencia, María del Pilar Hurtado y el secretario general de Presidencia, Bernardo Moreno Villegas en la cual se trataron temas sobre el seguimiento que se le debía adelantar a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, los congresistas Gustavo Petro y Piedad Córdoba así como al periodista Daniel Coronell.

En dicho desayuno se le manifestó que el Presidente de la República “requería” que se le entregara información sobre esos “cuatro temas”, por lo que se adoptaron medidas con el fin de infiltrar a la Corte Suprema y fortalecer las actividades de inteligencia a los congresistas de oposición, así como al entonces director de Noticias Uno y columnista de la Revista Semana.

“Se me dijo que era orden directa del presidente de la República”, señaló Tabares ante las preguntas de la Fiscalía, explicando que en el encuentro sostenido en el Club Metropolitan se le indicó que el requerimiento del jefe de Estado “era que lo mantuvieran informado sobre esos temas”.

Sin embargo, el exfuncionario fue claro en asegurar que desde la administración de Andrés Peñate se estaban adelantando tareas de seguimiento e interceptación a los magistrados de la Sala Penal, a los congresistas mencionados. “Teníamos como realizar esa instrucción que nos había dado el doctor Bernardo Moreno pues era una labor de todos los días, no era nada inusual”.

En este punto señaló que en esos momentos se estaba presentando una situación compleja en el país debido a los problemas con los países vecinos, las actividades de los grupos armados ilegales, el proceso de desmovilización de los paramilitares. “Como agencia de inteligencia debía tener conocimiento de todo lo que pasara en el país y en el exterior”, precisó.

En el caso de los magistrados se indicó que en esos momentos existía información que permitía inferir de una presunta infiltración del narcotráfico en la Corte Suprema de Justicia, así como la cercanía de los togados con el polémico empresario Ascencio Reyes.

El testigo manifestó que la entonces directora del DAS le indicó en otra reunión que los informes sobre los seguimientos eran requeridos por Bernardo Moreno y Edmundo del Castillo, principalmente, con los que ya había sostenido unas reuniones con ellos.

Tabares fue condenado a ocho años de prisión por su participación en los seguimientos e interceptaciones ilegales después de firmar un preacuerdo con la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir agravado, prevaricato por acción, abuso de función pública y violación ilícita de comunicaciones.