Inventario de bienes incluye oro, ganado y dinero en efectivo: Farc

La guerrilla respondió a los cuestionamientos del fiscal general, quien criticó el listado de bienes que la organización entregó para reparar a las víctimas, entre los que se cuentan traperos, sal de frutas y ‘platicos’.

Las Farc, en cabeza de alias ‘Pastor Alape’, uno de los integrantes del secretariado de la organización, respondió este jueves a los reparos del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, que cuestionó el inventario de bienes que la guerrilla entregó al Gobierno a través de la ONU para resarcir a las víctimas del conflicto. En el listado, las Farc relacionaban, entre otros, traperos, sartenes, sal de frutas, exprimidores de naranja y de limón, sumado a 3.753 kilómetros de vías que dicen haber construido. Un listado que Martínez no dudó en calificar como ‘inútil’. 

(Lea: Traperos, sal de frutas y ‘platicos’, entre los bienes de las Farc para resarcir a víctimas)

De acuerdo con ‘Alape’, detrás del descontento y las críticas del fiscal hay “una manipulación” para entorpecer las actividades relacionadas con la transición de las Farc a un partido político. Según el líder guerrillero, quien instó a no caricaturizar el inventario del patrimonio de la organización, no solo se incluyeron pocillos, botas y vasos, sino también 300 kilos de oro, 20 mil cabezas de ganado y dinero en efectivo.

(Lea también: Las Farc dicen haber construido más vías que Odebrecht y los Nule juntos)

“¿Por qué el fiscal no dice que se pusieron a disposición del fondo 20.724 cabezas de ganado? En un efectivo que nos quedó en estos gastos, colocamos 2.500 millones de pesos. Colocamos 450 mil dólares y dispusimos del oro de 327 kilos más 520 gramos”, aseguró ‘Alape’ en diálogo con la emisora Blu Radio. (Escuche aquí la entrevista completa)

El jefe guerrillero insistió en los señalamientos contra Néstor Humberto Martínez y manifestó que sus reparos tienen como objetivo “atravesarse” al proceso de paz. Incluso, fue más allá y dijo que se trata de “una estrategia para ocultar escándalos como Odebrecht y la corrupción en la justicia”.

“El fiscal nos está solicitando matrículas inmobiliarias, cartas de colonos, folios de matrículas, cédulas catastrales, pero está hablando es con una organización que estaba en la rebelión armada, que era clandestina y que no tenía una personería jurídica”, enfatizó.

Después de estudiar minuciosamente el inventario de bienes que las Farc entregaron, Martínez le envió al ministro del Interior, Guillermo Rivera, un listado de cuestionamientos a lo que la guerrilla entregó como su patrimonio para resarcir a las víctimas. (Lea: La pelea por los bienes de las Farc)

El fiscal criticó especialmente el capítulo de “equipos y enseres” enumerado por las Farc, que incluye “traperos, escobas, botas, pocillos, exprimidores de naranjas, exprimidores de limón, vasos, carretillas, sartenes, sal de frutas, talcos, ‘platicos’, etc”. Según la Fiscalía, se trata de activos insustanciales, depreciados, que carecen de valor comercial y no podrán servir para reparar a las víctimas. (Lea: Bienes de las Farc, el objetivo del fiscal)

Con respecto a los bienes, Martínez dijo que “el documento entregado se caracteriza por la indeterminación de los activos relacionados, lo cual debería ser enmendado en la brevedad”. Advirtió que, de no ser así, se estaría buscando que la Fiscalía sea incapaz de hacer el proceso que corresponde para que los bienes vayan al Fondo de Víctimas. (Farc entregaron primer listado de bienes)

Otro punto que criticó Martínez es que las Farc hubieran incluido en su inventario propiedades que ya no les pertenecen, pues fueron embargadas y están en proceso de extinción de dominio. Para el organismo investigativo, incluir estos bienes podría ser “un habilidoso recurso para truncar los procesos en curso”. El fiscal recordó que los inmuebles de las Farc que ya están en extinción de dominio están avaluados en más de $1,7 billones.

Sobre las propiedades, las Farc entregaron inmuebles rurales que representan 241.560 hectáreas y uno cuantos bienes urbanos. “Sorprende, sin embargo, que el listado de presuntos inmuebles de su propiedad no relacione un solo folio de matrícula inmobiliaria”, expresó el fiscal, agregando que en algunos casos los documentos de propiedad son “cartas de colono” o “cartas de venta”.

Para el fiscal, en pocas palabras, el inventario presentado es “francamente inútil e improcedente”, pues los bienes enlistados están identificados solo por su nombre, lo cual no es suficiente para iniciar procesos de extinción de dominio. “En consecuencia, el listado dista de ser una relación útil de inmuebles de las Farc”, señaló el fiscal, quien le pidió al Gobierno que le exija a la guerrilla folios de matrículas o cédulas catastrales.

Si algo deja ver también las referencias de la Fiscalía al inventario de las Farc es que esta guerrilla suplió durante mucho tiempo las funciones del Estado. Por ejemplo, en el acápite “inversión social”, las Farc entregaron un inventario de tratamientos médicos: dos cirugías umbilicales, dos extracciones de vena várice, una cirugía de hernia epigástrica, una ligación de vena en la nariz, un paciente tratado con primeros auxilios por el golpe de una vaca y una cirugía de cavidad de pene a un joven, entre otros.

En materia de infraestructura vial, el resultado fue similar. Las Farc, asegura la Fiscalía, ofrecieron para la reparación de las víctimas un total de 3.753 kilómetros de vías construidas por ellos. El fiscal Martínez, sin embargo, rechazó este ofrecimiento por “inajenable”. Según el alto funcionario, las carreteras ni son propiedad de las Farc ni pueden servir para disminuir el impacto de la guerra sobre la población.