Jamás imaginamos ni supimos de intención de pagar sobornos: Abogados de Odebrecht

Este viernes rinde entrevista ante la Fiscalía el exdirector de Invías, Álvaro Mantilla quien en 2009 como representante legal de la empresa brasileña, investigada por graves casos de corrupción.

El exdirector del Instituto Nacional de Vías (Invías) Álvaro Mantilla rinde entrevista ante la Fiscalía General en el marco de la investigación que se adelanta por los presuntos sobornos pagados por la firma brasieña Odebrecht a funcionarios del Gobierno para resultar beneficiados con millonarios contratos de obras públicas en Colombia.

En una carta enviada el pasado 23 de diciembre por Mantilla al fiscal General, Néstor Humberto Martínez, le aseguró que nunca tuvo conocimiento del pago de sobonros o comisiones por parte de la compañía para resultar beneficiados en la entrega de contratos viales, entre los que se encuentran el contrato para la Ruta del Sol Sector Dos en el año 2009. 

"Jamás nos imaginamos, ni supimos de la intención de pagar o del pago de alguna suma a un servidor público por parte del Grupo Odebrecht", precisa uno de los apartes de la misiva de dos páginas.  Igualmente, le solicitó al presidente de la empresa brasileña, Norberto Odebrecht pidiendo explicaciones para tomar las acciones correspondientes.

Mantilla fue abogado de la empresa brasileña en el proceso de licitación para la entrega del contrato. Igualmente fue citado el jurista Miguel Ricaurte Lombana, abogado de OHL-Colombia, que también participó en la licitación. Esto con el fin de conocer como fue todo el proceso, la presentación de los requisitos y la escogencia de la empresa.

El ente investigador adelantará en los próximos días la revisión de todos los documentos solicitados a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) sobre los contratos entregados a la empresa brasileña entre los años 2009 y 2014. El pasado 28 de diciembre, el director de la ANI, Luis Fernando Andrade rindió entrevista ante la Fiscalía General.

Odebrecht habría pagado en Colombia sobornos por 11 millones de dólares a funcionarios del Gobierno y contratistas para resultar beneficiados con millonarios contratos viales. En el caso de la Ruta del Sol se habrían pagado 6.5 millones de dólares con el fin de garantizar la entrega del contrato del considerado proyecto vial más importante del país.