Publicidad
Judicial 26 Feb 2013 - 10:00 pm

Sigue incógnita por autor intelectual

A juicio por atentado a Londoño

Fiscalía acusó a tres personas por su presunta participación en el ataque.

Por: Redacción Judicial
  • 17Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/judicial/juicio-atentado-londono-articulo-407095
    http://tinyurl.com/aq2wcav
  • 0
En el atentado, ocurrido en mayo de 2012, murieron dos personas del esquema de seguridad del exministro. / Juan Caicedo

Nueve meses después del atentado contra el exministro Fernando Londoño Hoyos, que segó las vidas de su escolta Rosemberg Burbano y su conductor José Ricardo Rodríguez, la Fiscalía acusó a Ulises Castellanos Beltrán, César Augusto Ruiz y un tercer sujeto conocido con el alias de Chapul —quien aceptó su participación y será testigo— del ataque del 15 de mayo de 2012 a las 11 de la mañana en Bogotá.

Pruebas técnicas, análisis de sangre y ADN, así como cientos de cruces de llamadas, descubrieron la organización criminal que perpetró el atentado que, además, dejó heridos a Saúl Osuna, Omaira Olano, Fanny Garzón y Humberto Aldana, un menor de edad que se identificó en la investigación como SQD, quien instaló el artefacto explosivo o bomba lapa sobre la ventana izquierda delantera del vehículo blindado en el que se movilizaba el exministro. El joven también resultó herido en su mano derecha y en su hombro, pues a los dos segundos estalló el dispositivo.

Luego emprendió su huida en una motocicleta y se quitó varias prendas de vestir, entre las cuales estaba una bata blanca con sangre. Poco después intentó abordar un taxi con destino hacia el barrio La Sevillana, en el occidente de Bogotá, pero el conductor se negó al verlo herido. La sangre encontrada en el taxi era la misma de la bata blanca. Pronto se identificó al menor de edad, hoy recluido en el centro para menores El Redentor, quien el 30 de enero pasado aceptó su responsabilidad en este crimen.

Las labores investigativas determinaron que la organización encargada de la logística para el atentado era liderada por los hermanos Diego Fernando y Wiomar Tabares Marín y por Luis Arturo Mora Ramos, quienes se desplazaron el 22 de abril de 2012 de Cali a Bogotá y contactaron a Ulises Castellanos Beltrán, alias Apu, un hombre dedicado al hurto a gran escala y el tráfico de armas y de uniformes de uso privativo de las Fuerzas Armadas. Una tercera organización delictiva con sede en el barrio El Vallado de Cali, liderada por César Augusto Ruiz, alias Bigotes, es contactada para conseguir al sicario menor de edad.

Se estableció que el 7 de mayo de 2012 se desplazaron de Cali a Bogotá los primeros integrantes de la banda que efectuó el ataque y que el 9 de ese mes llegó de esa ciudad en un camión de servicio público el artefacto explosivo. Entre el 9 y el 14 se desarrolló la operación de inteligencia y finalmente el 15 se dispuso la ejecución del atentado con un explosivo compuesto por trinitotulueno. La justicia documentó cómo se llevó a cabo este ataque y en su momento llegó a afirmar que se habían pagado más de $1.000 millones por realizarlo.

La Fiscalía en dos documentos de más de 80 páginas reseñó 369 evidencias, entre las que están los informes de investigadores, allanamientos, declaraciones, videos, inspecciones, dictámenes médicos y entrevistas. Aún es una incógnita, sin embargo, quién fue el autor intelectual del hecho.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio