Laura Moreno y Jessy Quintero fueron dejadas en libertad