Lío para entrega de recomendaciones en La Habana sobre desaparecidos

Mientras organizaciones de familiares de víctimas aseguran que la Comisión de Personas Desaparecidas no ha trabajado conjuntamente con ellos en esta tarea, la Defensoría del Pueblo –que hace parte de la Comisión– aseguró que en marzo estará listo el documento con sus puntos de vista.

 

Para cumplir con el acuerdo sobre búsqueda de personas desaparecidas que se logró en La Habana el 17 de octubre pasado, organizaciones y familiares de personas desaparecidas están convocadas a construir un panorama completo de la situación de miles de víctimas pérdidas como consecuencia del conflicto armado. La Comisión Nacional de Búsqueda, compuesta por diferentes entidades estatales y fundaciones de familiares de víctimas, anunció el pasado martes que presentarán sus recomendaciones en Cuba el próximo 12 de marzo, después de trabajar con diferentes organizaciones. Sin embargo, hay más de 200 instituciones que no han participado de la convocatoria de la Comisión y califican de insuficiente la labor de la comisión.

Marta Burbano, miembro de la Mesa de Trabajo sobre Desaparición Forzada de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU), explicó que la labor con la Comisión –que debería ser líder en términos de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas– nunca ha sido productiva. “Por un lado, la Comisión no llega a la regiones. Se supone que es una instancia que debería coordinar y asesorar la búsqueda de los desaparecidos, pero lo que se ha dedicado a hacer son talleres y capacitaciones. Y por otra parte, hay muchas solicitudes que se han presentado ante ella y que nunca han tenido una respuesta”, manifestó Marta Burbano.

Molestos por esa situación, la CCEEUU, quien está coordinando a 210 organizaciones de derechos humanos y de familiares de desaparecidos, le pidió a la Comisión que le diera una rendición de cuenta de su trabajo para elaborar en conjunto las recomendaciones que deben presentar en La Habana. “Pero nunca lo hicieron. Por eso decidimos separarnos de ellos y crear unas recomendaciones de manera autónoma”, añadió Burbano. Cuando El Espectador intentó conocer cuál era la posición de la Comisión y contactó a la Defensoría del Pueblo, uno de los organismos estatales que hacen parte de ella, la respuesta se remitió a un comunicado de prensa.

“La Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas se encuentra realizando los ajustes finales al plan de recomendaciones (…) se convocó a un número representativo de organizaciones de familiares de víctimas de todo el país (especializadas y de derechos humanos), para construir de manera conjunta las propuestas y recomendaciones que serán entregadas a los equipos de negociación”, dice el comunicado de la Comisión. Al mismo tiempo que se conocía esta comunicación, las 210 instituciones y la CCEEU estaban reunidas en el Salón Rojo del Hotel Tequendama puliendo los detalles de más de 300 recomendaciones que elaboraron en conjunto sin la ayuda de la Comisión.

Aunque los detalles de los puntos que quieren presentar en Cuba los han mantenido en total secreto, Marta Burbano le contó a El Espectador que ellas estarán enfocadas en apresurar la búsqueda de desaparecidos, fortalecer los mecanismos de identificación y mejorar en los protocolos de entregas de restos. Pero la más urgente de sus recomendaciones es agilizar el proceso para que empiece a trabar la nueva Unidad de Búsqueda de Desaparecidos, organismo creado en el acuerdo de octubre pasado. “Con esta medida esperamos que se supere las dificultades que se han presentado con la Comisión y que se agilice sobre todo en la búsqueda de las personas que pueden estar con vida”, resaltó Burbano.

Además, este diario pudo establecer que una de las recomendaciones puntuales que harán en Cuba es que en esa nueva Unidad deben participar activamente los familiares de las víctimas, las organizaciones de derechos humanos, y deberá tener una veeduría nacional e internacional para verificar los resultados del trabajo y para no repetir los errores del pasado. “En el documento que enviaremos, ponemos nuestra esperanza pues creemos en la posibilidad de encontrar a nuestros familiares. Tenemos que sacarnos de la cabeza que para buscar a alguien hay que esperar 72 horas. Eso ni siquiera lo dice la ley. Hay que empezar ya”, concluyó Burbano.