Lanzamiento de Instinto de Vida, iniciativa que busca reducir los homicidios en Colombia

hace 1 hora

Madres comunitarias le exigen al ICBF que cumpla el fallo de la Corte Constitucional

Consideran que durante 28 años el Gobierno desconoció sus derechos fundamentales.

Un grupo de 106 madres comunitarias esperan que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) reconozca y cumpla el fallo emitido la semana pasada por la Sala Plena de la Corte Constitucional que ordenó el pago de salarios y prestaciones sociales que no les fueron canceladas por más de 28 años. Para estas mujeres la decisión judicial reconoce y protege sus derechos fundamentales.

El abogado Juan Pablo Mantilla, quien presentó la acción de tutela, asegura que después de tres décadas se reconoció que las madres comunitarias si son trabajadoras del ICBF por lo que se les deben pagar los salarios atrasados y adelantar todos los trámites para que tengan derecho a sus pensiones. El jurista reconoció que el Gobierno no puede ignorar este fallo.

“Este fallo reconoce que ellas tienen contrato de trabajo desde la fecha en que ellas comenzaron a trabajar hasta enero de 2014”, momento en el que fueron inscritas al Programa de Madres Comunitarias. Otras 80 mil madres comunitarias se podrían ver beneficiadas por esta decisión judicial.

Tras conocer la decisión la directora del ICBF, Cristina Plazas aseguró que el organismo no contaba con el dinero para pagar estas prestaciones pendientes, reconociendo que de cancelar estos salarios el Instituto se quedaría sin recursos para sus otras actividades.

Plazas cuestionó la decisión de la Corte asegurando que el mismo “podría quejar al ICBF, poniendo en riesgo los derechos de los niños, que están por encima de cualquier otro derecho”. La decisión le podría costar al Instituto 1.6 billones de pesos.

Sin embargo, estas afirmaciones no fueron de buen recibo por parte de los accionantes. La abogada Catherine Álvarez Castillo aseguró que no se pueden desconocer los derechos adquiridos por las madres comunitarias que trabajaron durante años bajo las mínimas condiciones laborales.

“Las madres comunitarias tienen un régimen laboral con el ICBF, por lo tanto a partir del reconocimiento del contrato laboral se deriva el reconocimiento de todas sus prestaciones sociales, salarios, primas y pensión”, manifestó la jurista quien espera que el fallo sea cumplido de manera inmediata.