Magistrado Gustavo Malo no renunciará a la Corte Suprema de Justicia

El jurista es investigado por la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes dentro del escándalo de corrupción que habría llegado al alto tribunal.

Malo es abogado de la Universidad de Cartagena (Bolívar).Tomada de Youtube

Gustavo Enrique Malo Fernández es el primer magistrado al que sus colegas de la Corte Suprema le piden que se retire de su cargo. Él, además, se negó a hacerlo. El jurista es señalado de haber hecho parte de una red de magistrados y abogados que, a cambio de millonarios pagos, habrían intervenido en decisiones judiciales dentro de la Corte. (En medio del escándalo en la Corte, magistrado Gustavo Malo quedó entre la espada y la pared)

Ayer se supo que la Sala Plena del alto tribunal le pidió al magistrado que "se hiciera a un lado" de la magistratura mientras se resuelven todas las investigaciones en su contra. Sin embargo, el magistrado les explicó a sus compañeros que no lo hará porque es inocente. Se espera que en las próximas horas el magistrado Malo haga un pronunciamiento oficial desde la Corte. 

El nombre del magistrado Gustavo Malo comenzó a sonar dentro de este escándalo pues es él quien lleva, desde 2014, el proceso por parapolítica en contra del senador Musa Besaile. Según lo relató el propio congresista, el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno le pidió $2.000 millones a cambio de detener una orden de captura en su contra que, supuestamente, estaba lista para ser emitida desde la Corte Suprema. (En contexto: Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

Besaile le ha explicado a la Corte que hizo el pago "por miedo" y porque Moreno lo estaba "extorsionando". Una sala de instrucción de la Sala Penal que lleva este caso ha profundizado en estas declaraciones y, además, ha escuchado a otros exfuncionarios del alto tribunal. Tras estas pesquisas, la Sala decisió ayer compulsar copias a la Comisión de Acusación para que investigue a Malo. 

Asimismo, la Comisión anunció ayer que Malo se convierte en el tercer magistrado en tener una indagación por este escándalo. Los exmagistrados del alto tribunal, José Loenidas Bustos y Francisco Ricaurte, ya están vinculados a este procesos. Según lo que ha contado Besaile, estos dos últimos habrían sido la cabeza de la red de corrucpión dentro del alto tribunal.

Además de los problemas que enfrenta Malo ante la Comisión, ayer la Fiscalía anunció que el próximo 30 de octubre le imputará cargos por el delito de extorsión agravada a una de sus hijas, Yara Malo Benítez. Según las pruebas que tiene el ente investigador, Malo Benítez habría extorsionado a una fiscal en Bogotá bajo la amenaza de que, si no le pagaba la suma de dinero, iba a utilizar sus influencias para sacarla de la entidad o para enviarla a sectores lejanos de la ciudad.