Magistrado Pretelt asegura que los audios son "ilegales"

El expresidente de la Corte Constitucional le pidió a las autoridades investigar a los otros togados. "Lo que está claro es que el magistrado Luis Ernesto Vargas Silva incurrió un delito realizando una grabación clandestina, ilegal y adulterada".

El magistrado Jorge Ignacio Pretelt Chajub calificó como “ilegal” la grabación conocida en el marco de esta semana, en la cual el abogado Víctor Pacheco se reúne en el despacho de togado Luis Ernesto Vargas Silva para hacerle comentarios frente a la tutela presentada ante el alto tribunal por la empresa Fidupetrol que buscaba revocar una multa de 23 mil millones de pesos ordenada por la Corte Suprema de Justicia.

El expresidente de la Corte Constitucional aclaró que no renunció a su cargo en el alto tribunal, sino que pidió una licencia de dos meses para dedicarse a su defensa en el proceso que se adelanta en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes. “Le reitero al país que en este momento no se encuentra plenamente demostrado que no realicé ninguna actuación en favor de los intereses de Fidupetrol”.

Para el togado, las pruebas recolectadas hasta el momento demuestran su inocencia. “Ya que yo no seleccioné, ni insistí, ni voté en favor de la acción de tutela presentada por esa empresa. Adicionalmente el magistrado Mauricio González Cuervo, ha reconocido que nunca le hablé de tema de Fidupetrol e incluso el abogado Víctor Pacheco ha señalado bajo la gravedad de juramento que no le solicité dinero para favorecer a esa empresa”.

Para Pretelt estas acusaciones injustas e inescrupulosas han afectado su honra y la de su familia, así como el buen nombre de la Corte Constitucional. “Para evitar un daño mayor a la institucionalidad y dedicarme a ejercer mi derecho a la defensa, he decidido acceder a la solicitud de mi abogado, en el sentido de solicitar al Senado de la República que me otorgue una licencia no remunerada de 2 meses, en los cuales demostraré la falsedad de las afirmaciones que se realizan en mi contra”.

El magistrado aseguró que existen intereses políticos detrás de la denuncia radicada en su contra, la cual tiene como único objetivo sacarlo de la Corte Constitucional. “La Corte debe salir incólume de esta situación, pues durante más de 20 años ha sido la principal garante de los derechos de los ciudadanos y en ella descansa la legitimidad de la democracia constitucional de nuestro país”.

“El magistrado Vargas incurrió en un delito”

El magistrado Pretlet Chajub aseguró que los señalamientos en su contra se basan en un rumor por parte de un abogado, quien le ha manifestado a las autoridades que nunca recibió los 500 millones de pesos. “Luego apareció una grabación clandestina, adulterada, dirigida y usada de manera ilegal por el magistrado Luis Ernesto Vargas Silva, donde se narran hechos ya conocidos y otros nuevos, cuya falsedad se ha sentido demostrado, entre otros, porque está plenamente acreditado que el abogado Víctor Pacheco no fue a mi apartamento el 18 de octubre de 2013”.

“La versión de esta grabación ni siquiera coincide con lo que le dio el magistrado Luis Ernesto Vargas Silva, al magistrado Mauricio González Cuervo, pues en su denuncia presentada ante la Comisión de Acusaciones en ningún momento se menciona el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil, sino que se señalaban otros hechos que tampoco sucedieron por lo cual estamos ante dos versiones completamente distintas y contradictores”.

Aseguró que el magistrado Vargas utilizó esta grabación para su beneficio personal y “enturbiar” su elección como presidente del alto tribunal, cuestionado el hecho que no denunció en su momento estos hechos ante las autoridades correspondientes. ¿Por qué el magistrado Gabriel Eduardo Mendoza Martelo negó su amistad de muchos años con Víctor Pacheco, quien además ayudó a financiar el encuentro de la jurisdicción constitucional llevado a cabo en Barranquilla en el año 2012?

Por esto les solicitó a las autoridades competentes que investiguen la participación de los magistrados Luis Ernesto Vargas Silva, Gabriel Eduardo Mendoza Martelo y Jorge Iván Palacio Palacio.