Martha Lucía Zamora recusará a magistrados que ordenaron investigarla

Solicita a consejo Superior de la Judicatura que se suspenda el juicio en su contra.

La jefe de fiscales delegados ante la Corte Suprema, Martha Lucía Zamora./ David Campuzano - El Espectador
La jefe de fiscales delegados ante la Corte Suprema, Martha Lucía Zamora./ David Campuzano - El Espectador

La jefe de fiscales delegados ante la Corte Suprema, Martha Lucía Zamora, presentará en la mañana de este lunes ante el Consejo Superior de la Judicatura una recusación contra los magistrados que ordenaron una investigación en su contra por ordenar la detención de Sigifredo Lopez como posible cómplice del asesinato de los 11 diputados del Valle, un hecho que finalmente no se pudo comprobar.

Zamora argumenta que Henry Villarraga, Angelino Liscano y Julia Emma Garzón no pueden investigarla debido a que con anterioridad ella los había involucrado en la investigación por el llamado carrusel de pensiones en las altas cortes. (Ver "Es el momento más difícil de mi carrera": Martha Lucía Zamora)

“Por cuanto contra ellos tres yo compulse las copias para que se siguiera una investigación en la Comisión de Acusaciones de la Cámara, esta situación que al tiempo yo ser investigada por el magistrado Villarraga claramente denota una falta de objetividad, la ley prevé ese tipo de situaciones para que con el mayor equilibrio se haga una investigación y las decisiones que se tomen no tengan ningún cuestionamiento”, aseguró.

De la misma forma Zamora recordó que en repetidas ocasiones ha pedido ser escuchada en versión libre por la investigación disciplinaria que se adelanta en su contra, hecho que no le fue permitido. Así pidió que se suspenda de momento el juicio que se adelanta en su contra mientras se define la recusación.

Anteriormente Zamora, en entrevista con este diario aseguró que tiene todas las pruebas para demostrarle al Consejo Superior de la Judicatura que en la investigación que se adelantó en contra del exdiputado del Valle, Sigifredo López Tobón no se tomaron decisiones apresuradas. 

El pasado 18 de junio, el Consejo Superior de la Judicatura le formuló pliego de cargos a la jefe de la Unidad de Fiscales Delegados ante la Corte Suprema, Martha Lucía Zamora por las presuntas irregularidades que rodearon la investigación que se adelantó en contra del exdiputado del Valle, Sigifredo López.

Con esta decisión, en la que Zamora sería llamada a audiencia verbal, se busca establecer si existieron fallas, omisiones o extralimitaciones en el proceso al dirigente político, señalado de haber participado y planeado junto a la guerrilla de las Farc del secuestro de sus 11 compañeros de Asamblea en hechos registrados el 11 de abril de 2002 en la ciudad de Cali. (Ver Fiscal del caso Sigifredo excusó a fiscal Zamora)

Esta investigación disciplinaria surgió de una solicitud presentada por la misma fiscal quien manifestó que era menester darle claridad a todos los hechos que rodearon la orden de detención, investigación y medida de aseguramiento para López Tobón.

El exdiputado del Valle estuvo privado de su libertad por cerca de tres meses, investigado por su presunta participación en los delitos de de perfidia, toma de rehenes, rebelión y homicidio agravado.

Se ha podido establecer que la ponencia en este caso será presentada en las próximas semanas. (Ver Judicatura le abrió investigación a la fiscal Martha Lucía Zamora)

La jefe de fiscales delegadas ante la Corte Suprema fue citada para el próximo 25 de junio para que rinda versión en audiencia dentro del proceso disciplinario, que se seguirá mediante el procedimiento verbal.

López, de 45 años, fue el único sobreviviente de la masacre en junio de 2007 de los diputados, cuyos cuerpos fueron sepultados y posteriormente exhumados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en una fosa común en el cañón del río Patía, entre los municipios de Cumbitara y Policarpa, en el departamento de Nariño, suroeste.

El dirigente político fue liberado por la guerrilla el 5 de febrero de 2009 a una comisión formada por la exsenadora Piedad Córdoba y delegados del CICR en un lugar selvático del que fue trasladado entonces a Cali en un helicóptero del Gobierno de Brasil.