La ‘McPelea’ multimillonaria

El Consejo de Estado analiza varias demandas contra la Superintendencia de Industria y Comercio por los registros de la marca Mac Pollo y la marca Mc.

Uno de los restaurantes de la multinacional McDonald’s. / Luis Benavides

En el Consejo de Estado se libra una pelea de marcas que parece una guerra mundial. Se trata de un litigio entre las multinacionales McDonald’s y McCormick y las empresas Avidesa Mac Pollo y Manufacturas Alimenticias Colombianas (Productos MAC) por cuenta de varias resoluciones de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que le entregaron a Avidesa el control de la marca Mac Pollo y sus derivados, y a McDonald’s el de la marca Mc. Una pelea que ha traspasado las fronteras e, incluso, ha obligado al Tribunal Andino de Justicia a pronunciarse en reiteradas ocasiones.

El frente Mac Pollo

En el primer frente, McDonald’s y Productos MAC piden tumbar las resoluciones que le dieron a Avidesa el control de la marca Mac Pollo. La multinacional señala que estas decisiones confunden a los usuarios. Por su parte, Productos MAC señala que fue creadora del signo Mac, por lo que “otro signo que contenga la expresión Mac no puede ser registrado”. Avidesa responde que fue la primera en usar la expresión en sus productos y que la marca Mac Pollo es “notoria” y ha sido utilizada durante años.

Por cuenta de esta pelea —que data de 1984 e incluso años antes— el Consejo de Estado estudia actualmente una docena de demandas. El alto tribunal evalúa la posibilidad de unificarlas en un solo proceso y ponerle punto final a este litigio. Avidesa y McDonald’s sostienen una confrontación similar en Ecuador, con la diferencia de que en el vecino país es Avidesa la que tiene demandada a la Dirección Nacional de Propiedad Industrial de Ecuador por haberle concedido a McDonald’s la inscripción de la marca Mc Pollo.

Todo se remonta al 30 de octubre de 1984, cuando la SIC —tras ocho años de proceso— le concedió a Avidesa el registro de la marca Mc Pollo Su Pollo Rico. Luego vinieron Mac Pollo, Mac Pollo Moli Pollo, Mac Pollo Express y otras. Incluso, en 2009 la Superintendencia le dio su visto bueno al registro del lema de Avidesa: “Mac Pollo, Orgullosamente Alimentando a Colombia”. Todas estas marcas están demandadas tanto por McDonald’s como por Manufacturas Alimenticias Colombianas. La multinacional ha dicho que tiene los “derechos exclusivos sobre la expresión McPollo y que la expresión Mac Pollo que usa Avidesa, no ofrece al lema controvertido valor distintivo alguno para evitar que el consumidor la tome como parte de la familia de marcas Mc (McNifica, McCafe y muchas otras), dado que Mac y Mc presentan identidad fonética y conceptual”.

McDonald’s agregó que las marcas Mc y McDonald’s “son notoriamente conocidas en Colombia y en el extranjero” y que las resoluciones de la SIC dan pie a “un grave riesgo de confusión en el mercado, en cuanto se reproduce el elemento esencial de la marca prioritaria (Mc o Mac, como se pronuncia en el mercado) y se imita la conformación de las marcas derivadas, particularmente si se tiene en cuenta que las marcas en conflicto concurren en el mismo sector del mercado de comidas rápidas”.

Por su parte Manufacturas Alimenticias Colombianas (Productos Mac) ha señalado que fue creadora del signo Mac, ya que es la abreviación de su nombre comercial, y que la SIC ha violado su derecho al debido proceso: “No ha reconocido ni ha protegido el mejor derecho que tiene mi representada del signo Mac como nombre comercial y de sus marcas Mac registradas (como Mac y Guisamac). Tampoco de la solicitud de su signo Manufacturas Alimenticias Colombianas Productos Mac”. Una vulneración que, según esta firma, viene desde los años setenta. En su criterio, entre los signos en conflicto “existe total confusión tanto visual, fonética como conceptual, hasta el punto que alcanza el nivel de imposibilitar al público usuario a distinguir cuál es el origen empresarial de uno y de otro signo”.

El frente Mc

El otro frente de esta guerra marcaria es por la marca Mc. La multinacional McCormick, al igual que Avidesa y Productos Mac, tienen demandada a la SIC por las resoluciones que le dieron a McDonald’s el control de la marca Mc. Al respecto, McCormick ha señalado que MC es una marca derivada de las marcas McCormick ya registradas. “La sociedad McCormick & Company Incorporated es titular de las marcas McCormick desde el año de 1897. La primera versión de la marca MC fue utilizada en el año de 1938, por lo que goza de anterioridad en su uso (...) en Colombia la marca Mc fue inscrita el 16 de agosto de 1974”. Aunque la multinacional recalcó que las marcas McCormick y McDonald’s pueden convivir pacíficamente,  el problema es que —en su criterio— las letras Mc “son una expresión de uso común, y por lo tanto no es posible otorgar un monopolio exclusivo sobre estas a un solo competidor”.

Por su parte Avidesa Mac Pollo ha sostenido que desde 1984 “cuenta con una certidumbre formal y material sobre su indiscutida propiedad de la expresión Mac/Mc como haber estimable inmaterial de su patrimonio social al habérsele concedido su marca Mc Pollo Su Pollo Rico sin restricción alguna”. Asimismo, ha dicho que la misma SIC ha señalado que el uso de la expresión Mc “como parte integrante de marcas de productos o de servicios, no puede ser exclusivo por parte de un único empresario, ya que se le negaría a los competidores el uso de un prefijo que debe considerarse como de uso común”. Motivo por el que, paradójicamente, Avidesa tiene demandadas las resoluciones que le concedieron el control de la marca Mac Pollo y sus derivados. 

En su criterio, aunque estas la favorecieron, a su vez cercenaron “su derecho exclusivo e ilimitado sobre la expresión Mac/Mc” al señalar que esa expresión es de uso común “recurriendo a argumentos tan descabellados como que consiste en un prefijo común de los apellidos anglosajones, tan inusuales y desconocidos en Colombia”. De acuerdo con Avidesa, “si nadie puede ser el titular de la expresión Mc, por ser esta de uso común, con lo cual manifestamos nuestro disenso por las razones expuestas, ¿por qué McDonald’s International Property Company sí puede adueñarse de dicho prefijo como en efecto decidió la Superintendencia? ¿Tiene la sociedad McDonald’s algún tipo de prerrogativa jurídica que debamos conocer y ventilar en este proceso?”.

De las varias demandas que cursan  en el Consejo de Estado hay, por lo menos, cuatro que ya se encuentran en los despachos de los magistrados Marco Antonio Velilla y María Claudia Rojas Lasso. El litigio lleva varios lustros de despacho en despacho. Falta que esta corporación le ponga punto final y defina quién se queda con la mejor presa en esta pelea.